BIENVENIDA:


"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser siempre niños " Marco Tulio Cicerón.

Este blog nace con la intención de difundir en la red la historía de Sanlúcar de Barrameda. Se pretende que esta página sea una herramienta más para conocer la historía local aportando articulos y noticias relacionadas con la historia y la cultura sobre Sanlúcar y su provincia.
Gracias por vuestra visita.

Publicación electrónica seriada registrada con IBSN (Internet Blog Serial Number)

IBSN: Internet Blog Serial Number 4-4-1453-1789

© Historia de Sanlúcar contemporanea, 2010 Todos los derechos reservados.



lunes, 8 de junio de 2015

Julio de 1924: El incendio del cuartel de carabineros de Bonanza.


Aquella primavera de 1924 fue dura para el común de la clase trabajadora de Sanlúcar. Durante el mes de Marzo un temporal de fuertes lluvias había dejado a los jornaleros  y marineros sin trabajo[1] así como el cierre del puerto de Sevilla por la crecida del rio.  Ante la  alarmante situación el Ayuntamiento intentaba paliar la situación socorriendo a los trabajadores en paro con 10 reales e intentando  conseguir del gobierno de Primo de Rivera la continuación de las obras del puerto de Bonanza  y la construcción de la carretera de Sanlúcar a Trebujena. Según publicaba el diario “El siglo futuro”[2] después de que se reuniera una comisión de los trabajadores con el alcalde, se había dado trabajo a 400 parados, algo que solo era un parche en una ciudad donde se llegaba a los 3000 desempleados [3].

Pasado el temporal la ciudad volvió a una calma relativa animada por la llegada de los veraneantes estivales, algo que como hoy, era sinónimo de trabajo estacional.  El turismo
procedente de Sevilla en el vapor “San Telmo”, desembarcaba en el puerto de Bonanza, lo que conducía a los cocheros de la ciudad a ofrecer sus servicios a los visitantes llevándoles hasta la ciudad. Podemos hacernos una idea de la gran afluencia de público si tenemos en cuenta que hasta el puerto llegaban también los cocheros de los pueblos vecinos, lo que provocó las protestas de los cocheros locales. Estos decidieron ponerse en huelga pero presentándose en Bonanza para dar plantón a los viajeros[4]. El ayuntamiento ante la protesta de los veraneantes, que se vieron obligados a llegar andando a la ciudad, decidió encarcelar a todos los cocheros que habían participado en el plante.
  Pero sin duda en suceso más grave ocurriría el 25 de julio, cuando de forma accidental, se declaró un incendio  en el depósito de gasolina que se guardaba en el cuartel de los carabineros de Bonanza. Dicho edificio, conocido como “la casa del vapor”   había sido construido por la “Compañía del Guadalquivir[5]” en la década de 1830  para alojar a los viajeros, pero desde principios del S. XX se  llevaba utilizando como cuartel[6] de los carabineros.
Según apareció en los principales periódicos nacionales[7],  el incendio se declaró por causas desconocidas  en el cuartel  justo en el lugar donde se hallaban  hasta 12 bidones de gasolina. La violencia de las llamas puso en peligro las casas colindantes del barrio, pero el mayor peligro se encontraba en que  el fuego alcanzara  al depósito de armas del cuartel, lo que podría provocar una tragedia aun mayor.
 Los carabineros y algunos vecinos  se veían  incapaces de controlar el incendio, pero  por fortuna se encontraba amarrado en el puerto de Bonanza el cañonero “ Delfín. “ Al ver las llamas, la tripulación saltó a tierra dirigida por el contramaestre del buque y el jefe de máquinas utilizando todo el equipo del que disponían en el buque.  Junto con ellos llegaron de Sanlúcar el reten de “anti incendios” y después muchas horas lograron sofocar las llamas.  Finalmente, el balance de daños materiales fue cuantioso, pero gracias a la labor de los vecinos y los carabineros solo resultó herida una mujer junto con uno de ellos por quemaduras graves en todo el cuerpo.

En los meses posteriores, las autoridades militares  quisieron reconocer la labor de estos militares de Bonanza condecorando a  Cipriano Luque y a Manuel Velázquez  con la cruz de Beneficencia. Gracias a su labor y la de  otros que permanecieron en el anonimato se pudo evitar  que las llamas arrasaran  el barrio de Bonanza.


[1] “ La voz” Martes 24 de Marzo 1924
[2] “ El siglo futuro”  Vienes 21 de Marzo 1924
[3] “ El Sol” Jueves 26 de Marzo
[4] “ El imparcial” 16 de julio de 1924
[5] Guillamas  Galiano, Fernando. Historia de Sanlúcar de Barrameda. Imprenta del colegio de Sordomudos de y de Ciegos. Madrid 1858. Pág. 179
[6] Barbadillo Delgado, Pedro, Historia de Sanlúcar de Barrameda. Ed. Cerón impresor. Cádiz 1942. Pág. 180.
[7]  “ El Heraldo de Madrid” 26 de Julio 1924.

No hay comentarios:

Publicar un comentario