BIENVENIDA:


"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser siempre niños " Marco Tulio Cicerón.

Este blog nace con la intención de difundir en la red la historía de Sanlúcar de Barrameda. Se pretende que esta página sea una herramienta más para conocer la historía local aportando articulos y noticias relacionadas con la historia y la cultura sobre Sanlúcar y su provincia.
Gracias por vuestra visita.

Publicación electrónica seriada registrada con IBSN (Internet Blog Serial Number)

IBSN: Internet Blog Serial Number 4-4-1453-1789

© Historia de Sanlúcar contemporanea, 2010 Todos los derechos reservados.





lunes, 16 de julio de 2018

La asociación Juvenil "Trasmundo" convoca un casting para su próxima obra.


Nuestra asociación de teatro convoca casting para la selección del elenco del musical ‘’El misterio del mundo mágico’’ escrito y dirigido por nuestra asociación. Un musical especialmente dirigido para el público infantil que se adentrará en la mágia de los maravillosos mundos de Disney.
Para ello se solicitan actores, actrices, bailarines y cantantes, entre 8 y 60 años de edad que tengan disponibilidad para ensayar hasta diciembre.
Para entrar en el músical deben de pasar al menos una las siguientes pruebas:
ACTUACIÓN:
Deben de prepararse un monólogo o diálogo de 1 a 3 minutos de duración o interpretar un texto aportado por nuestro grupo dicho día del casting.
Para optar a un papel con diálogo deberán presentarse a la prueba de baile.
CANTO:

Deberán prepararse 2 canciones disney en español y traer su base instrumental en su teléfono móvil.
Para optar a un papel con canción deberán presentarse a las pruebas de actuación y baile.
BAILE:
Deberán de venir con ropa cómoda y realizar en un tiempo cronómetrado una coreografía aportada por los monitores del grupo.

Los interesados deberán de presentarse al casting el sábado 28 de Julio a las 10 de la mañana en la Casa de la Juventud (Avd. Bajo de Guía).
Se ruega a todos los aspirantes puntualidad ya que cada prueba tendrán un horario con sus monitores.

Para cualquier consulta o duda puedes escribirnos a nuestro email: teatrotrasmundo@gmail.com, por nuestra página de facebook: Asociación Juvenil Trasmundo o por nuestro instragram: @teatrotrasmundo.

LOGO CON LETRAS.png¡Muchas gracias!

 Atentamente Teatro Trasmundo.
Nota de prensa Teatro Trasmundo.

Mañana martes, conferencia de Manuel Romero Tallafigo en los " Encuentros con el V centenario."


Mañana martes 17 de Julio a las 20:00 horas en el hotel Los Helechos, tendrá lugar una nueva conferencia dentro del ciclo de “Encuentros con el V centenario”. La nueva ponencia estará a cargo de Don Manuel Romero Tallafigo, bajo el título “La comida de Juan Sebastián Elcano en la nao Victoria” Dicha conferencia está organizada por el Ayuntamiento de Sanlúcar junto con la Asociación Luis de Eguilaz.
 D. Manuel Romero Tallafigo, uno de los grandes historiadores de la ciudad de Sanlúcar, ha ejercido su magisterio docente como profesor de diferentes asignaturas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Sevilla además de ser responsable del grupo de investigación: “La Cultura Escrita y Escritos Conservados en Andalucía: Archivos y Bibliotecas.” Entre su prolífica obra que engloban numerosos artículos y obras, podríamos destacar la transcripción y estudio de la obra del historiador Juan Pedro Velázquez Gaztelu, así como su libro  De Libros, Archivos y Bibliotecas. Galardonado con el VII premio Millares Carlo en 2008.

viernes, 13 de julio de 2018

"La represión franquista en Sanlúcar de Barrameda." Por Rafael Montaño y José Mª Hermoso.


Recientemente en el número 61 de la revista “Andalucía en la historia” editada por el Centro de estudios Andaluces, ha sido publicado el articulo “La marina alemana en el Guadalquivir. La represión franquista en Sanlúcar de Barrameda” firmado por los investigadores Rafael Montaño García y José María Hermoso Rivero. En  dicho trabajo se  presentan una fotografía inédita hasta la fecha de los presos republicanos  encarcelados en el  castillo de Santiago durante la guerra civil. Esta instantánea fue tomada por un reportero alemán durante la visita del torpedero nazi  Wolf a finales de Septiembre de 1936, 
Sala del castillo de Santiago donde fue tomada la fotografía. (J.M. Hermoso)
siendo el único testimonio gráfico de la represión fascista en Sanlúcar.

lunes, 9 de julio de 2018

Se presenta en Sanlúcar el comic “La aventura de la primera vuelta al Mundo"


El pasado viernes tuvo lugar en Sanlúcar la  presentación de la novela gráfica “'La aventura de la Primera Vuelta al Mundo'” El comic es fruto del trabajo del escritor y guionista Rafael Marín, que ha contado con 38 ilustradores, coordinados por Abel Ippólito, entre los que se encuentran Max, Inma Otero, Arturo Redondo, Cristina Vela, Juanfran Cabrera, Antonio Hitos, Fran Galán, Enrique Bonet, André G. Leiva, Bartolomé Seguí, Francis Porcel, Mariqui Romero, José Luis Ágreda, Carlos Hernández, Julio Serrano, Diego Galindo, Mel, Irene Roga y Das Pastoras.
La presentación del libro, editado por la Consejería de cultura de la Junta de Andalucia con la colaboración del Ayuntamiento de la ciudad, estuvo  a cargo del vicepresidente de la Junta Manuel Jiménez Barrios y el alcalde de la ciudad Víctor Mora Escobar. Ambos coincidieron en que se trata de una obra de calidad  que acerca la gesta magallánica a todo el público y sirve como testimonio de la importancia de esta conmemoración para toda la región.

domingo, 8 de julio de 2018

"Bajo la duna" un documental sobre la Gadir fenicia.


Un documental realizado por Domingo Mancheño Sagrario titulado “ Bajo la duna” , narra el descubrimiento del sarcófago fenicio en Cádiz a finales del  siglo XIX. Así tomando el hilo conductor del hallazgo de algunos dibujos en las paredes de un sotobosque protegido cerca del Estrecho de Gibraltar, se nos cuenta sobre las colonizaciones antiguas y la principal ciudad fenicia del este: Gadir.  Así la película hace  especial hincapié en la figura del arqueólogo Pelayo Quintero Atauri, descubridor del sarcófago antropomorfo masculino. Dicho documental cuenta además con la participación del historiador y experto en la figura de Quintero Atauri, D. Manuel Parodi Álvarez.

Guerrilleros y corsarios en la Sanlúcar de la guerra de la independencia. (1811)


Cuando el 3 de Febrero se produjo la entrada en Sanlúcar de las tropas francesas, las autoridades locales las recibieron con todos los honores. Sin embargo, aunque la posterior visión de la guerra de la independencia intentó vender la idea de un pueblo en armas, algunos ciudadanos colaboraron con los franceses formando partidas de corsarios para luchar contra los bandidos o guerrilleros que asolaban los caminos. El problema para intentar interpretar este fenómeno, es saber diferenciar cuando se trataban de guerrilleros o de simples delincuentes, algo que aún hoy es difícil de saber.
Los bandidos del camino de Chipiona.

En las actas capitulares de los años de la ocupación (1810-1812) se mencionan continuamente los robos y asesinatos  que sufrían los soldados franceses cuando transitaban por el camino de Chipiona con destino a El Puerto de Santa María.  Así, fue muy temida en la zona la partida de guerrilleros de Pedro Zaldívar[1] el cual operó en la provincia de Cádiz y que causaba autentico pavor entre los viajeros.  A principios de 1811, para evitar que los guerrilleros o malhechores permanecieran ocultos en los campos a la espera de sus víctimas, el mariscal francés  Soult ordenó derribar todos los muros y vallados que pudieran servir de refugio a los bandidos[2] multando con cien ducados a los propietarios de las casas que no lo hicieran.

Aún tomada estas medidas, los asaltos no remitieron, el 23 de Abril llegó al Ayuntamiento de Sanlúcar la petición del general Semelle solicitando a la corporación que le pagara  800 ducados por el importe de sus pertenencias. Según el oficial francés, había enviado a su criado desde Sanlúcar a El Puerto de Santa María con varias mulas, habiendo desaparecido tanto el sirviente como los animales. Semelle  sabiendo que la cantidad era muy elevada, había  alegado que ya que el robo se había producido en el camino de Sanlúcar y Chipiona, ambas villas se repartieran la indemnización[3].

De esta forma todos los atentados que se realizaban contra los franceses debían ser pagados por los propios ayuntamientos, siendo muy comunes los continuos robos de caballos a los militares. Como ejemplo, el sufrido por Mss. Hernault [4], médico de la 2º Div. Del 1 Cuerpo,  o  el hurto sufrido por Messie Bresson comandante del 1º batallón del 73º regimiento infantería que perdió su cabalgadura a manos de los insurgentes[5]. Pero no debemos olvidar que los bandidos no hacían distinción de nacionalidades en sus robos, ya que sus propios compatriotas sufrían los atentados. De esta manera  conocemos  el robo sufrido  por dependiente del cabildo de Sanlúcar Julián Fernández, el cual denunció que había sufrido la pérdida de su montura junto con un capote de paño cuando llevaba varios pliegos del ayuntamiento[6].


La empalizada para cercar Sanlúcar

Con este clima de inseguridad que afectaba a las comunicaciones, Messie Gault gobernador militar de Sanlúcar  ordenó  construir una empalizada que cerrara todas las entradas al pueblo para que los guerrilleros no pudieran ocultarse en la ciudad[7]. Esta medida no fue exclusiva de la villa ya que los franceses ordenaron cerrar otras poblaciones[8]. En Sanlúcar la obra se le encomendó al militar español José Huet, el cual vio dificultado su trabajo con el sabotaje de la obra por parte de los vecinos[9]. Aún con varios contratiempos, la construcción de la empalizada se terminó a principios de Junio[10] de 1811, estando compuesta por unas 800 estacas extraídas del pinar de la Algaida. Según Climent Buzón,  la empalizada contaba con varias entradas situadas en las inmediaciones de  la puerta de Jerez,  el castillo de Santiago, cruz del pasaje, Alcoba,  el convento de las monjas dominicas,  o el carril de San Diego entre otras[11],

Sin embargo, esta medida no evitó que terminaran los asaltos, ya que ese mismo mes el mariscal Soult, ordenaba al ayuntamiento local que le abonara a Ms. Malandain, edecan del general de división Conde de Rufin dos caballos robados en las inmediaciones del camino del El Puerto de Santa María[12]. Un mes después, el señor Harmont  exigió a las autoridades sanluqueñas que le pagaran 800 francos por el asalto de un bandido que se había apoderado  de dos mulas con todas sus pertenencias cuando eran conducidas por su criado[13].

Estos datos nos hacen plantearnos si realmente se produjeron todos estos robos o era una argucia de los oficiales franceses para estafar al ayuntamiento. En base a esto, a finales de Julio el propio alto mando napoleónico ordenó al cabildo que los caballos pedidos al municipio fueran devueltos en especie y no en dinero para evitar que continuara esta práctica[14].

Los corsarios sanluqueños  al servicio de los franceses.

Sabedores el mando francés de la imposibilidad de vencer a un enemigo que contaba con parte del apoyo de los foráneos y además con un buen conocimiento del terreno, en el primer año de la ocupación organizó diferentes unidades españolas al servició del ejército napoleónico. Por un lado, muchos soldados españoles ingresarían en la llamada milicia cívica, que tenía como fin controlar a las poblaciones locales. En la ciudad dicha unidad estaba formada por cuatro compañías de cien hombres, siendo comandada por el capitán Don Tomas Galarza  junto con el teniente Cristóbal Muñoz y subteniente a D. José Ontoria y tiendo su cuartel en la calle San Jorge[15].

Junto a esto y  para terminar con los asaltos, conocemos como se reclutó a partidas de corsarios que podían combatir de manera más eficiente a los bandidos. De esta forma, aunque desconocemos quienes formaban del grupo de guerrilleros, en Diciembre de 1811 se solicitó gratificar con 150 reales[16] a tres corsarios sanluqueños por haber terminado con una banda de ladrones y asesinos. Dicho grupo estaba integrado por los hermanos Ignacio y Lucas Jarana, junto con Diego Cordero. El enfrentamiento tuvo lugar el 17 de Diciembre cuando los corsarios se enfrentaron a   cuatro bandidos en las inmediaciones de Sanlúcar. Durante la lucha, uno de los corsarios, recibió un disparo en el cuello que lo dejó maltrecho, lo que provocó que  al cabo de un mes y teniendo en cuenta la gravedad de la herida, solicitaron al cabildo que les gratificara con 6.000 reales, de los cuales,  el mariscal Soult ordenó que solo se les pagara 200[17].
En consecuencia, cuando las tropas francesas abandonen Sanlúcar en Agosto de 1812, muchos de los españoles que habían colaborado con los ocupantes, pasaran a reintegrarse en el ejército español. Posteriormente con el regreso de Fernando VII aquellos que habían colaborado más activamente con el régimen de José I tendrán que abandonar el país ante la represión de todo aquel sospechoso de ser afrancesado. Algo que en la práctica fue general en el duro día a día de la población que se afanó simplemente en sobrevivir.
José Mª Hermoso.



[1] Climent Buzón, Narciso. Historia social de Sanlúcar de Barrameda. Entre sombras ilustradas y el miedo a la libertad. (1759-1833) Vol.IV Ed. A.S.E.H.A. Editorial Santa Teresa. Sanlúcar de Barrameda.2008 Pág. 106
[2]Archivo Municipal de Sanlúcar de Barrameda (A.M.S.B.) Acta capitular 14 de Febrero 1811.
[3](A.M.S.B.) Acta capitular 23  de Abril 1811.
[4](A.M.S.B.) Acta capitular 16 de Junio 1811
[5]A.M.S.B.) Acta capitular 4 de Mayo 1811
[6]A.M.S.B.) Acta capitular 31 de Mayo 1811
[7]Climent Buzón, Narciso. Historia social de Sanlúcar de Barrameda. Entre sombras ilustradas y el miedo a la libertad. (1759-1833) Vol.IV Ed. A.S.E.H.A. Editorial Santa Teresa. Sanlúcar de Barrameda.2008 Pág. 109
[8] Hermoso Rivero, Jose María. “El ayuntamiento de Sanlúcar durante la ocupación francesa (1810-1812)  Boletín Cartare .Centro de estudios de la Costa Noroeste de Cádiz. Nº 2 .2012.pp 1-13
[9] (A.M.S.B.) Acta capitular 21 Febrero de 1811
[10] (A.M.S.B.) Acta capitular 7 de Junio 1811
[11] Climent Buzón, Narciso. Historia social de Sanlúcar de Barrameda. Entre sombras ilustradas y el miedo a la libertad. (1759-1833) pp 109-110
[12] (A.M.S.B.) Acta capitular 26 de Junio 1811
[13] (A.M.S.B.) Acta capitular 8 de Julio 1811
[14] (A.M.S.B.) Acta capitular 28 de Julio 1811
[15] A.MS.B Acta capitular del 22 de Enero de 1811. La casa sería la de Don Estanislao de Mendigutia.
[16] A.MS.B Acta capitular del 2 de Diciembre 1811
[17] Hermoso Rivero, José Mª “ La ocupación francesa en Sanlúcar de Barrameda. Distintas formas de colaboracionismo bajo José I ( 1810-1812) Revista  Gargoris. Nº 2. Diciembre 2012. `pp28-33

miércoles, 4 de julio de 2018

Mañana viernes se presenta el libro " ...Y punto." de Bibiana Romero Bianchi.


Mañana viernes 6 de Julio a las 21:00 horas en el Centro de interpretación Cádiz Mitológico, tendrá lugar la presentación del libro “...Y punto” de la escritora Bibiana Romero Bianchi. Dicha presentación estará a cargo de Clemente Caballero de las Olivas, estando organizado el acto por el Ateneo de Sanlúcar.

martes, 3 de julio de 2018

Este sábado se presenta en Sanlúcar la nueva novela de Almudena Grandes.


Este sábado 7 de Julio a las 21:00 horas en la Bodega Argüeso, tendrá lugar la presentación de la novela de Almudena Grandes Los pacientes del doctor García. Dicho acto contará con la asistencia de la propia autora, siendo el libro presentado por Ifigenia Bueno y Gloria Hilario Román. Dicho acto se encuentra organizado por el Club de lectura Mardeleva con la colaboración de Bodegas Argüeso.  

viernes, 15 de junio de 2018

El archivo de las Descalzas de Sanlúcar: Un tesoro en peligro.


En los últimos días la noticia sobre el posible cierre del convento de las descalzas ha alarmado a todos los colectivos culturales de Sanlúcar. De esta forma los precedentes similares tras el cierre de otros conventos, nos hacen ser pesimistas en lo referente  a la disgregación del valioso patrimonio artístico que se conserva en el edificio.
Sin embargo, dejando de lado el rico conjunto de retablos, cuadros y esculturas, otro tesoro más desconocido para la opinión pública es el valioso archivo que atesora. Dentro de sus fondos  se encuentra el llamado Códice de Barrameda, única copia del Canto espiritual de San Juan de la Cruz con anotaciones del autor y que sirve de referencia a todas las ediciones de la obra.

Si esto no fuera suficiente, dentro del archivo conventual, perfectamente catalogado por la tristemente desaparecida doctora Rocío Garrido Neva, se conservan legajos desde el S. XVII como los libros de crónicas. En dichos documentos no solo se registraban año por año los acontecimientos más relevantes que vivía la comunidad, si no que indirectamente, se narraban los sucesos de la ciudad tales como la guerra de la independencia o la revolución cantonal. De esta forma, el archivo de las descalzas no solo tiene un interés religioso, si no que forma parte del patrimonio documental  de Sanlúcar.



Muy posiblemente sea poco lo que se pueda hacer, además de plantearnos con pesimismo: ¿Qué será lo próximo? .Sin embargo cuando las generaciones venideras nos pregunten como permitimos este desastre, podremos alegar que al menos no fuimos cómplices con nuestra indiferencia.

José Mª Hermoso


jueves, 14 de junio de 2018

El lunes 18, conferencia de Antonio Romero Dorado en los "Encuentros con el V centenario".


El próximo lunes 18 de Junio a las 20:00 horas en el Hotel los Helechos de Sanlúcar, tendrá lugar una nueva conferencia dentro del ciclo de Encuentros con el V centenario. La nueva ponencia  dedicada al patrimonio artistico en la época de la primera vuelta al mundo estará a cargo de Don Antonio Romero Dorado, historiador del arte y miembro del grupo de investigación  de Arquitectura y patrimonio de la Universidad de Sevilla 
. Dicho acto se encuentra organizado por el Ayuntamiento de Sanlúcar junto con la Asociación Luis de Eguilaz.
Antonio Romero Dorado es actualmente uno de los más reconocidos investigadores de la ciudad, ya que en su haber tiene publicadas en importantes revistas académicas descubrimientos como el primer cuadro de Francisco Pacheco en Sanlúcar, o una imagen mariana realizada por Martínez Montañes para el convento de la  Merced. En esta nueva conferencia, Romero Dorado disertará sobre importantes piezas como los relicarios donados por Carlos V a los duques de Medina Sidonia, o la  posible identificación del único retrato infantil de Felipe II y que se conservaría en Sanlúcar.

miércoles, 13 de junio de 2018

Hoy conferencia dentro del II encuentro de la red de universidades magallánicas.


Hoy miércoles 13 de Junio a las 20:00 horas en el Auditorio de la Merced, tendrá lugar la conferencia “Entre marismas y médanos. La expedición magallánica desde Sanlúcar de Barrameda a las islas canarias” a cargo del profesor de historia de América de la universidad de la Laguna D. Manuel Fariña González. Dicha conferencia se enmarca dentro del II encuentro de la Red de universidades magallánicas que tendrá lugar en Sanlúcar el mencionado día donde participan diferentes universidades internacionales unidas por el periplo de la ruta de la I circunnavegación.

martes, 12 de junio de 2018

Este sábado se presenta la nueva novela de Juan José García Rodríguez " Dolor, madera y barro"


Este sábado 16 de Junio a las 20:30 horas en la Bodega la gitana, tendrá lugar la presentación del nuevo libro del escritor sanluqueño Juan José García Rodríguez Dolor Madera y Barro (Círculo rojo 2018). Dicha presentación estará a cargo del profesor D. Fernando Cruz Isidoro y D. Ramón Asquerino. Estando el acto presentado por el reconocido periodista Javier Franco. El acto se encuentra organizado por la asociación Luis de Eguilaz de amigos de los libros y las bibliotecas.

domingo, 10 de junio de 2018

"Covachas de la cuesta de Belén." Por Eduardo Domínguez Lobato (1973)


En 1973 el periodista sanluqueño Eduardo Domínguez Lobato, publicaba en el diario ABC de Sevilla un interesante artículo donde analizaba el enigmático origen del conjunto escultórico conocido como Las covachas. Domínguez Lobato, no solo recogía las teorías expuestas por los historiadores, si no como persona preocupada por la cultura y el patrimonio de su ciudad, proponía diferente usos a tan singular monumento. Hoy más de cuarenta años después y con la restauración del monumento, sus propuestas pueden leerse con total vigencia.

Covachas de la cuesta de Belén.

Las covachas o el misterio. Se sabe que a sus mismos pies rompía el mar excitante, prometedor, aventurero allá en los albores de la Edad Moderna. Pero no hay forma de entender quien, como y para qué levantó las arcadas de piedra, tan originales en su traza y arquitectura como indescifrable en cuanto a sus orígenes, época  y finalidad. Cuesta trabajo pensar que tan esplendida orfebrería de la piedra, tamaña filigrana cincelada no jugara otro papel que el de simple muralla de contención para los jardines ducales. Debieron existir, sin duda otras altas razones que se nos escapan para justificar tan rara magnificencia ¿Cuáles? Nadie lo ha dicho.

Enlace Fundación Domínguez Lobato

martes, 5 de junio de 2018

Este jueves diálogo poético entre Miguel Ángel Rosique y Manuel Parodi.


Este jueves 7 de Junio a las 20:00 horas en el hotel Los Helechos, tendrá lugar un “Diálogo poético “a cargo del historiador D. Manuel Parodi Álvarez y el poeta sanluqueño Miguel Ángel Rosique, autor del recién publicado poemario Versos desenterrados.( Red Paradise ediciones 2018) El acto se encuentra organizado por la Asociación de amigos del libro Luis de Eguilaz.

El sábado se presenta el nuevo número de la revista del " Foro por la memoria democrática de Sanlúcar"


El próximo sábado 9 de Junio a las 20:00 horas en el Hotel Guadalquivir, tendrá lugar la presentación del número 5 de la revista del “Foro por la memoria democrática de Sanlúcar de Barrameda”. Dicha presentación estará a cargo de Ifigenia Bueno concejala del ayuntamiento y el historiador José Antonio Viejo. El acto  será presentado por Carmen Barragán Diaz.

sábado, 2 de junio de 2018

Se descubre el autor de la Última Cena de la Iglesia Mayor de Sanlúcar.

      El  historiador del arte sanluqueño Antonio Romero Dorado ha localizado en el Archivo de la Fundación Casa de Medina Sidonia que el cuadro de la Última Cena de la Parroquia de la O de Sanlúcar fue realizado por el pintor Francisco Ginete, más conocido en Sanlúcar como Juanete, por ser autor de las pinturas del Santuario de la Virgen de la Caridad.
 
             Sanlúcar Contemporánea ha hablado con el investigador, quien nos cuenta que: “El hallazgo se produjo hace unos cinco años, en el contexto de la realización de mi tesis doctoral sobre la Iglesia Mayor. La obra fue encargada a Francisco Ginete por parte del VIII duque de Medina Sidonia, D. Manuel de Guzmán y Silva. Fue realizada en 1617 y por ella se pagaron 900 reales. Algo interesante para la ciudad es que se trata de la pintura de caballete más grande que existe en Sanlúcar y se utilizaba cada Semana Santa como elemento principal para el Monumento del Jueves Santo. Además, como cosa curiosa, hay que decir que la obra contiene una firma apócrifa, una especie de graffiti que pudo ser escrito por alguien que “restauró” la pintura.” 

  Este nuevo descubrimiento del Prof. Romero Dorado está relacionado no solo con su tesis sobre la Iglesia Mayor sino con el patrocinio de obras de arte por parte del Octavo Duque de Medina Sidonia. Dentro de este último campo, ya nos dio a conocer otras obras pagadas por dicho duque. Nos referimos a la Virgen con el Niño de Martínez Montañés y al Santo Tomás de Francisco Pacheco, realizadas precisamente en esos años, en 1616 y 1617, respectivamente.
 
  Este nuevo descubrimiento ha sido publicado por la Universidad Autónoma de Madrid, dentro de un artículo panorámico dedicado al pintor Francisco Ginete, que desvela importantes aspectos de su vida, como su relación con pintores como Carducho y Velázquez y el hecho de que realmente era italiano, nacido en Florencia, pues hasta ahora se le suponía flamenco.  
 Se trata de un estudio realizado por Eduardo Lamas Delgado, del IRPA de Bruselas, y por el profesor sanluqueño, quien nos cuenta que: “Esta investigación sobre Ginete ha atravesado por grandes dificultades y sinsabores, lo que ha provocado que su publicación se haya demorado durante años. Además, por motivos de espacio, en el texto final se han suprimido muchísimos datos interesantes... ¡Es una pena! En cualquier caso, confío en poder dar a conocer esa información en un futuro”. Desde Sanlúcar Contemporánea deseamos que así sea y que podamos disfrutar de nuevos aspectos de la historia de la pintura y del arte en nuestra ciudad.



miércoles, 30 de mayo de 2018

Mañana concierto de órgano y orquesta en la catedral de Jerez a cargo de Ángel Hortas.

Mañana  viernes 1 de Junio a las 20:30 horas en la Catedral de Jerez, tendrá lugar un concierto de órgano y orquesta a cargo de D. Ángel Hortas Rodríguez -Pascual, organista del templo catedralicio. Dicho concierto se encuentra dentro del “III ciclo de conciertos de órgano en torno a la festividad de Corpus Christi”.
 Ángel Hortas, reconocido organista a nivel internacional, interpretará un variado repertorio dedicado a Bach y a Handel. De esta forma el público podrá disfrutar de obras como la sinfonía de la cantata 188 del cantor de Leipzig o dos de los conciertos para órgano y orquesta de Handel. Sin duda una excelente oportunidad para disfrutar de un extraordinario concierto.

domingo, 20 de mayo de 2018

El orden más antiguo de las hermandades del Rocío. Julio Mayo.


Sanlúcar de Barrameda era la primera hermandad
A inicios del siglo XVIII, únicamente peregrinaban a la aldea cinco hermandades, al margen de la de Almonte, aunque este dato no hemos podido contrastarlo documentalmente hasta hace relativo poco tiempo. Han sido muy escasos los detalles que habían trascendido sobre la romería durante los años del barroco, en los que el gran fervor de la religiosidad popular consiguió alzar la fama milagrosa de la Virgen del Rocío. Nunca habíamos tenido noticias del acuerdo que la hermandad de Almonte fue capaz de consensuar, junto a las demás participantes, en el propio santuario con el fin de evitar ciertos desórdenes e incorrecciones que se registraban en la función y procesión de la Virgen. Ni tan siquiera se había sospechado que las hermandades terminarían fijando el orden de preeminencia por el que regir el turno de los relevos para coger las andas de la imagen, realizar sus danzas y tirar los cohetes y fuegos de artificio. Lo sabemos hoy gracias a una información realmente excepcional, cuyo contenido cambia la historia de la romería que venía contándose hasta ahora. Se trata de la copia de un acuerdo que se hallaba anotado, literalmente, en un pleito que mantuvo la hermandad de Pilas contra la de Villamanrique, entre 1766 y 1767.

El 4 de junio de 1724, la de Almonte reunió en la ermita marismeña, en plenas vísperas de la romería, a las hermandades de otros pueblos que acudían al Rocío. A la sesión asistieron representantes del ayuntamiento almonteño, como patrono de la ermita, más los hermanos mayores de cada hermandad. Al parecer, venían sucediéndose continuadas ausencias de hermandades a la romería, razón por la que, año tras año, estaba modificándose el orden del evento. Este documento inmortaliza el puesto que ocupaba entonces cada hermandad. Después de la de Almonte, cogía el paso de la Virgen en las puertas de la ermita la de Sanlúcar de Barrameda, y, a continuación, Villamanrique, Pilas, la Palma del Condado y Moguer. Y a la entrada, la primera que acogía la imagen era la última hasta que la de Sanlúcar de Barrameda les entregaba el relevo a los almonteños. En aquel periodo concreto del siglo XVIII, eran cinco las filiales que acudían. Constaba asentado así en un libro de actas de la hermandad de Almonte, con más de 286 hojas, que hoy ya no existe desafortunadamente, con la relación de todos los asistentes a aquella histórica reunión, y las firmas de quienes suscribieron el documento, conformes con todo lo acordado.

Severa medida de corrección
La hermandad de Almonte pretendió revestir de seriedad un acontecimiento religioso en el que se daban cita los vecinos de pueblos de la comarca. La falta de asistencia al acto de alguna que otra hermandad, de un modo reiterado, obligó a los almonteños a tener que adoptar una medida poco flexible, como autoridad máxima en la regencia de la romería. El desorden que ya existía en ocasiones, lo pone de manifiesto el acuerdo al que hacemos referencia. Este expresa que «algunos años suelen faltar en este Santuario algunas hermandades de las recibidas». De modo conjunto, tanto Almonte como las demás hermandades pactaron que «toda aquella hermandad que faltase uno o dos años, perdiese su antigüedad y la tomase la que se seguía». Es decir, que ni la que faltase un año, sin una justificación bien argumentada, mantendría su puesto. La que incumpliera, pasaría a ocupar el último lugar del orden estipulado para participar en la función y procesión de la imagen.
Pero a pesar de la advertencia, hubo una hermandad que faltó luego a la romería algunas veces más, desde el día en el que se estableció el acuerdo mancomunado. Nos referimos a Sanlúcar de Barrameda. Por lo menos lo hizo hasta en dos ocasiones. Concretamente, entre los años transcurridos desde 1725 a 1757, pues en las Reglas editadas por la hermandad de Almonte, en 1758, figura en un lugar bastante retrasado, después de haber sido destituida del puesto privilegiado que le correspondía (la fecha de fundación era uno de los criterios esenciales para establecer el número de orden dentro de la romería). De este modo, Sanlúcar de Barrameda perdió el primer sitio en detrimento de Villamanrique, que pasó a ocupar el primero. Por la información que nos brinda las reglas de 1758, sabemos que Sanlúcar de Barrameda no pasó a ser la quinta, sino al sexto lugar, entre las de Rota y El Puerto de Santa María, porque se habían incorporado otras hermandades más.

En el año 1766, la hermandad del Rocío de Pilas consiguió que la autoridad eclesiástica le aprobase sus reglas. Sabedora de que Sanlúcar de Barrameda había perdido definitivamente su sitio, trató entonces de hacerse con él, al saber que la hermandad de Villamanrique no se hallaba canónicamente constituida dentro de la demarcación eclesiástica sevillana. Pertenecía a la jurisdicción de San Marcos de León. Por este motivo, ambas hermandades sostuvieron un enfrentamiento judicial, cuyos autos se conservan en el Archivo del Arzobispado de Sevilla.

Rituales de la procesión
Antes de la procesión, las hermandades decían sus misas dentro de la ermita, de modo simultáneo, en los cinco altares que hubo antaño. La devota imagen de Nuestra Señora del Rocío era entregada por el capellán a miembros del ayuntamiento de Almonte, como patrono del templo, y así se iniciaba la procesión. De manos de la corporación municipal, el paso llegaba hasta la hermandad de Almonte, que la entregaba a la primera hermandad. Al recibirla cada pueblo, sus cofrades rocieros efectuaban unos bailes delante de la imagen. Acto seguido, lanzaban cohetes. ¿Hay algo más rociero que un cohete? Al regreso de la Virgen, se realizaba todo este protocolo de modo inverso. Tras la entrada de la imagen, se celebraba la función solemne. Es muy probable que la flauta y el tamboril, tan unidos a la fiesta hoy, formasen ya parte también del rico folclore que describen los documentos. Y el atuendo suponemos que se asemejaría, en algunas prendas, al ropaje que exhiben los romeros y romeras en los grabados de la romería del siglo XIX, y las fotografías más antiguas que se conservan de esta fiesta. La realidad de la fe rociera nos enseña también la historia de sus costumbres, el arraigo del baile rociero en las arenas, al lado de un Simpecado, o frente a la Virgen del Rocío, como antiquísimo rasgo identitario de esta riquísima manifestación religiosa y cultural.  
JULIO MAYO ES HISTORIADOR


Publicado en Abc –Pasión en Sevilla el 20 de mayo de 2018. Cedido por el autor para Sanlucarcontemporanea@blogspot.com

*http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/orden-mas-antiguo-las-hermandades-del-rocio-129041-1526819195.html


Rafael Mendicuti Surga (1814-1860?): un sanluqueño junto al general Espartero.


http://roderic.uv.es/handle/10550/43En Agosto de 1845 la prensa nacional se hacía eco del arresto  del brigadier de caballería Rafael Mendicuti Surga, que sería desterrado desde Sanlúcar a la población sevillana del Arahal. Dicha medida dictada por el gobierno del general Ramón María Narváez, estaba dentro de la política represora contra los líderes del prófugo partido progresista; no en balde, Mendicuti había sido durante muchos años el hombre de confianza del general Baldomero Espartero, héroe de las guerras carlistas y regente del reino de España.
Cuando tratamos de celebridades señeras de la historia de Sanlúcar, el siglo XIX parece casi huérfano de grandes nombres que aún lejos de su ciudad de origen, destacaron en los acontecimientos más importantes de la nación. Una de esas figuras, hoy olvidada, fue sin duda Rafael Mendicuti Surga, nacido en Sanlúcar de Barrameda en 1814 y que en el desempeño de la carrera militar, fue testigo de sucesos como el motín de los Sargentos de La Granja, o el llamado abrazo de Vergara que dio fin a las guerras Carlistas.
El militar sanluqueño nacería un 15 de Abril, siendo hijo de José Mendicuti[1] natural de las Cabezas de San Juan y Luisa de Surga y Cortés[2]. Del mismo matrimonio nacería su hermano José en 1830, el cual desempeñó diversos cargos públicos en Sanlúcar como miembro de partido progresista. Rafael después de comenzar los estudios en Sevilla de derecho y filosofía y desoyendo los consejos de su madre[3], ingresó en 1832 en el Real cuerpo de guardia marchándose a Madrid.
Después de pasar dos años en la capital, en 1834 su escuadrón fue destinado a Burgos con la misión de capturar al antiguo guerrillero conocido como el “Cura  Merino” que a principio de  la década de 1830 se había unido a las filas carlistas. Durante este servicio se le ascendió a cadete destinándosele nuevamente a la capital del reino  aún a  pesar de solicitar  permanecer en la campaña.

El motín de los Sargentos de la Granja. (1836)   
El denominado motín de los sargentos de la Granja, ocurrido en Agosto de 1836, fue sin duda uno de los sucesos más importantes dentro del periodo de la regencia de la Reina María Cristina, esposa de Fernando VII. Los acontecimientos se desencadenaron la tras la destitución en mayo del presidente del gobierno Juan Álvarez Mendizabal, líder de los liberales progresistas. Con un malestar creciente con la corona dentro de la facción política, aprovechando la estancia de la reina en el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso, un grupo de sargentos se sublevaron pidiendo la restitución de la Constitución de 1812. Debido a que los oficiales de alto rango se encontraban ausentes al haber asistido a una función de ópera,  parte de los soldados dirigieron su ira contra  sus compañeros que no se habían unido a la revuelta entre los que se encontraba el propio Mendicuti. Este, acantonado en su cuartel y viendo el cariz de los acontecimientos, ordenó a su escuadrón de caballería formar en el patio y esperar impasibles al regreso de los mandos. Al cabo de varias horas y tras negarse a facilitar caballos a los amotinados,  llegó la noticia de que debía jurar acatar la constitución de Cádiz y como premio a su lealtad, ese mismo día fue ascendido a sargento. Sin embargo, para sorpresa de muchos el sanluqueño rechazó el ascenso, alegando que se debía más a causas políticas que a sus méritos en el ejército.

Las guerras carlistas y la regencia. Su vinculación con general Espartero. (1837-1843)
En Junio de 1837 tras el recrudecimiento del conflicto contra los partidarios de Carlos María  Isidro, fue requerido por el general Baldomero Espartero para que le asistiera como su ayudante de campo. Durante los dos años siguientes, Rafael Mendicuti intervino con el rango de capitán de húsares en las principales batallas  del norte de España, destacando su participación en el sitio de Peñacerrada.( País Vasco)
En dicha plaza se había acantonado los carlistas sin voluntad de rendirse, con la amenaza de Espartero de bombardear la fortaleza si no cesaban en su decisión. Después de mandar el general hasta tres emisarios a los sitiados, el sanluqueño se ofreció para un desesperado intento de evitar una masacre, lo cual consiguió tomándose el castillo con pocas bajas por ambas partes. En recompensa, Espartero reconoció la labor de su subalterno otorgándole una cruz forjada con el bronce de los cañones tomados al enemigo  y recomendándole además para desempeñar un cargo en el gobierno, favor al que  renunció Mendicuti prefiriendo seguir en la campaña.
Con la guerra inclinada a favor de las tropas del gobierno de Madrid , en Agosto de 1839 se firmaría el llamado pacto de Vergara entre Espartero y el general  carlista Maroto que terminaría con la guerra. Durante las semanas que duró las negociaciones secretas, el militar sanluqueño participó como hombre de confianza del duque de la Victoria siendo uno de los pocos testigos del acuerdo entre los dos militares. Al año siguiente fue ascendido a teniente coronel, sin embargo su prueba de fuego llegó en 1840.  En ese año el enfrentamiento entre los grupos progresistas y moderados llegó al propio ejército y de este a la población. Así durante la estancia de la reina María Cristina en Barcelona, esta se negó a aprobar las leyes progresistas que Espartero había presentado. Con esta  la negativa, las capas populares junto con una parte de las tropas de la ciudad se levantaron contra la corona, manteniendo el sanluqueño su guarnición acuarteladas para evitar el amotinamiento.

 Es de reseñar que aunque Mendicuti militó en las filas progresistas, sus opiniones no coincidían plenamente con las del líder del partido. Así cuando regresó a Madrid ese mismo año, su relación con los partidarios del ´duque de la Victoria se había vuelto distante. Con un clima político cada vez más complicado y  a pesar de las discrepancias  con el regente, mantuvo su fidelidad personal a quien había sido su mando. De esta forma cuando en Octubre de 1841  tuvo noticias del golpe que estaba preparando el general Concha  contra Espartero, corrió a casa del regente para advertirlo y acto seguido, se presentó en el cuartel del regimiento de Soria para  al frente de estos cargar contra los insurrectos. Como premio a este nuevo acto de fidelidad que le supuso el ascenso al grado de coronel del que no disfrutaría  hasta casi una década después.

Los años de exilio y represión :( 1843-1847)

En Junio de 1843, los generales y líderes del partido moderado Ramón María Narváez, Manuel Gutiérrez de la Concha y Francisco Serrano regresarían a España procedentes de Francia para derrocar al regente Espartero. La batalla entre  las tropas leales a la reina María Cristina tendría lugar cerca de Torrejón de Ardóz, donde parte de los soldados del ejercito esparteristas desertaron a las filas moderadas  consumándose la caída de la regencia del duque de la Victoria. Sabiéndose perseguido por los moderados, Mendicuti  se dispuso a huir disfrazado a Cádiz donde pensaba que podría encontrarse oculto el propio Espartero. A su paso por Bailén, fue detenido por las tropas del  gobierno de Narváez, que lo llevaron preso a Granada, donde permaneció encarcelado casi un mes en la Alhambra. Después de ser liberado, retomó su marcha a Cádiz, pero al llegar a la ciudad supo como el militar hacía varias semanas que  había  embarcado en  El Puerto de Santa María rumbo a Inglaterra.
Teniendo en cuenta el clima de represión contra los progresistas, el sanluqueño embarcó en el vapor británico Malabar anclado frente a Rota, para marcharse a Inglaterra donde permanecería casi un año. A finales de 1844 regresaría a España pensando que el gobierno no tendría ninguna causa penal contra él, sin embargo nada más llegar a Madrid fue detenido y encarcelado durante cuatro meses siendo degradado además de su rango militar. Al salir de la cárcel decidió regresar a Sanlúcar, no sin antes intentar socorrer con sus ingresos  a  otros compañeros de filas[4].
A mediados de 1845, Rafael Mendicuti regresó a su pueblo pensado que el gobierno moderado cesaría en su persecución al alejarse de la corte. Pero como suele ocurrir, la inquina y el rencor de los vencedores contra los derrotados tarda mucho en desaparecer. En Agosto la prensa se hacía eco de la orden del gobierno de desterrar al sanluqueño al pueblo sevillano del Arahal[5]. Curiosamente, Mendicuti, durante sus estancia en Sanlúcar se alejaría de cualquier actividad política, solo apareciendo en la prensa como uno de los promotores de las primeras carreras de caballos[6] [7] ostentando el título de secretario de la recién creada Sociedad de Carreras de caballos.
El regreso a la vida pública.  (1852-1857)
Después de varios años de persecución y con una hacienda mermada por los avatares de la época, Rafael Mendicuti regresaría a la política para desempeñar una comisión a las órdenes de su compañero Joaquín Armero que ostentaba el cargo de Capitán general de Extremadura. Terminado este servicio, dos años después fue designado por el ministro de guerra general D. Anselmo Blaser como comisionado a Andalucía pudiendo establecerse en Sanlúcar. Su vinculación al progresismo dio por fin un justo reconocimiento cuando durante el bienio progresista (1854.1856) fue elegido como diputado por Cádiz en las cortes generales,[8] siendo además  nombrado por el nuevo gobierno de  Espartero para el cargo de gobernador militar de Huelva. Pero como venía siendo costumbre en el sanluqueño, prefirió renunciar al nombramiento sabiendo que este se debía más al interés político que al reconocimiento de sus méritos dentro del ejército.
Con la caída nuevamente del progresismo, Mendicuti se retiró definitivamente a Sanlúcar con el título de brigadier de caballería, recibiendo además en 1857 la cruz de San Hermenegildo la cual  aceptó por significar un galardón militar por su carrera. Sobre los últimos años de su vida en la villa sanluqueña poco se sabe ,incluida la fecha de su muerte. Si bien es cierto, que en la década de 1860 parece desaparecer toda noticia sobre él exceptuando su integración dentro de la Sociedad de carreras de caballos de Sanlúcar[9]. En la vida política, recogió el testigo su hermano José como uno de los líderes del partido progresista y que tomaría parte en la revolución de 1868 en la villa.
Sin duda la figura de Mendicuti Surga sería merecedora de una monografía que analizara tanto su figura como su destacada participación en la política de su tiempo. Su relación  personal con el general Espartero y los principales líderes políticos del periodo isabelino lo hacen ser uno de los personajes más relevantes de la Sanlúcar del S. XIX.

José Mª  Hermoso Rivero.

 


[1] Climent Buzón, Narciso , Historia social de Sanlúcar de Barrameda. Vol. VI. En los tiempos de Rubio Contreras. ( 1868-1902) Ed. ASEHA. Santa Teresa Industrias gráficas. Pág, 28
[2]  CARO CANCELA, Diego ( DIR.). Diccionario biográfico de parlamentarios de Andalucía ( 1808-1869)   E.D. Centro de estudios Andaluces Consejería de Presidencia.  Sevilla 2012. Pág. 212. Ed
[3]  San Miguel, Evaristo, ( Prol) Estado Mayor General del Ejército Español. historia individual de su cuadro, formada con las biografías de los que más se han distinguido e ilustrada con los retratos de cuerpo entero : redactada con la aprobación de S.M. / Sección de Brigadieres . Imprenta de Pedro Montero. Madrid. 1852.
 
[4] Diario “ El clamor público” Jueves 23 de Enero 1845.
[5] Diario  “ El Heraldo “ 14 de Agosto de 1845
[6] GARCÍA RODRÍGUEZ José Carlos, Las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda (1845-1995) Ed. Sociedad de Carreras de Caballos de Sanlúcar de Barrameda. Imprime Santa Teresa Industrias gráficas. Sanlúcar 1995.Pág.49
[7]  Diario “ El espectador”  21 de mayo 1846
[8] San Miguel, Evaristo, ( Prol) Estado Mayor General del Ejército Español. historia individual de su cuadro, formada con las biografías
[9] GARCÍA RODRÍGUEZ José Carlos, Las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda..Pág.50