BIENVENIDA:


"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser siempre niños " Marco Tulio Cicerón.

Este blog nace con la intención de difundir en la red la historía de Sanlúcar de Barrameda. Se pretende que esta página sea una herramienta más para conocer la historía local aportando articulos y noticias relacionadas con la historia y la cultura sobre Sanlúcar y su provincia.
Gracias por vuestra visita.

Publicación electrónica seriada registrada con IBSN (Internet Blog Serial Number)

IBSN: Internet Blog Serial Number 4-4-1453-1789

© Historia de Sanlúcar contemporanea, 2010 Todos los derechos reservados.





lunes, 21 de enero de 2019

Se indentifica una pintura de Santo Domingo de Sanlúcar en el museo del Prado.




En los almacenes del Museo del Prado se ha descubierto una pintura de Pedro de Campaña que estaba en Sanlúcar de Barrameda. Se trata de seis Ángeles músicos que parecen proceder de la Iglesia de Santo Domingo y que hasta ahora se consideraban obra anónima. El autor del hallazgo ha sido el historiador del arte sanluqueño Antonio Romero Dorado, quien relata a Sanlúcar Contemporánea algunos detalles de su estudio: “Ya se sabía que en 1557 la condesa de Niebla había encargado a Pedro de Campaña un retablo para la iglesia de Santo Domingo. Era un retablo cuya pintura principal era la Piedad, que actualmente está en el Museo de Cádiz. Lo novedoso es que los documentos del Archivo de la Fundación Medina Sidonia nos indican que ese retablo tuvo un sagrario dorado y pintado”.

El historiador nos informa de que la obra descubierta está en el Prado desde 1916: “Localicé la pintura en los almacenes del museo, en lo que se llama El Prado oculto. Son las puertas de un sagrario y muestran con toda claridad el estilo de Campaña. Me sorprendió mucho que la obra estuviera catalogada como anónima, así que realicé un estudio y propuse al museo que fuera publicado en su boletín. Mi propuesta pasó el dictamen científico de los expertos consultados y ahora ha salido a la luz.” En cuanto a la procedencia sanluqueña de la obra, el historiador nos matiza: “Es verdad que Campaña pudo pintar otros sagrarios, pero lo cierto es que este es el único suyo que se conoce. Además, no conocemos otro documento que nos informe expresamente de que Campaña pintara otro sagrario, así que la propuesta podría encajar”.


Antonio Romero Dorado es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla. Desde 2013 es miembro del grupo de investigación HUM171 de dicha universidad. Actualmente está concluyendo su tesis doctoral La capilla palatina de los duques de Medina Sidonia. Como investigador, sus intereses se centran en la escuela sevillana de pintura desde el siglo XVI hasta el XVIII y en el patrocinio artístico de la alta nobleza española. Sus trabajos han sido publicados por las universidades de Valladolid, Sevilla, Málaga, Autónoma de Madrid y del País Vasco, así como en las revistas del Instituto Moll, la Real Academia de Bellas Artes de Valladolid y Ars Magazine. De este modo, ha documentado, dentro y fuera de Sanlúcar, nuevas obras de Martínez Montañés, Herrera el Viejo, Hernando de Esturmio, Francisco Pacheco y Abraham Janssens, entre otros aportes histórico-artísticos.

Enlace Boletín Museo del Prado.

lunes, 14 de enero de 2019

El viernes se presenta la nueva novela de José Carlos García Rodríguez " La flota de las Molucas".


Este viernes 18 de Enero a las 20:00 horas en la sede del Círculo de Artesano de Sanlúcar, tendrá lugar la presentación de la nueva novela de José Carlos García Rodríguez La flota de las Molucas. La gran epopeya de la primera vuelta al mundo. Dicha obra ha sido ilustrada por la reconocida artista Utab Geub, siendo un proyecto llevado a cabo por el Círculo de Artesanos dentro de las diferentes actividades de divulgación escolar realizadas por la institución sanluqueña.
 En esta obra, José Carlos García Rodríguez y Utab Geub, intentan acercar a los jóvenes la epopeya de la primera circunnavegación de una manera clara y con un lenguaje asequible. La obra incluye además, un glosario junto con un anexo de actividades donde podrán poner en práctica lo aprendido en el libro.

sábado, 12 de enero de 2019

El Wolf: un torpedero nazi en la Sanlúcar de la guerra civil.



[1]Tras varias copas de manzanilla y hastiados por no poder mantener una conversación fluida con los oficiales alemanes, los falangistas de Sanlúcar se decidieron a romper la tensión invitado a los forasteros a visitar el castillo. Al principio el capitán Erdmenger y el primer oficial del Torpedero alemán Wolf, no entendieron las palabras del modesto traductor local, hasta que este pronunció: kommunistische Gefangene, comprendiendo que les estaban indicando que les acompañaran a ver a los presos comunistas encerrados en la fortaleza.
Recorrieron a pie la distancia que separaban la bodega donde los oficiales del navío Alemán habían sido agasajados con una copas de vino por las autoridades locales. Ante los ojos del capitán Erdmenger, se alzaba imponente y destartalado el castillo de Santiago convertido en prisión donde se confinaban más de un centenar de presos procedentes de Sanlúcar, Chipiona y Trebujena. Después de pasar al patio de armas, el comandante Francisco Ariza, jefe militar de la ciudad y dirigente de Falange, indicó a uno de los miembros de su escolta que abriera la puerta del una de las salas  donde estaban recluidos más de 20  presos. Estos, al escuchar descorrer el cerrojo, se quedaron en silencio, expectantes de ver quien cruzaba las puertas después de oir durante largo rato risas y conversaciones desde el exterior. Ante su asombro, se agolparon en la entrada un nutrido corrillo de curiosos presidido por el jefe local de Falange y un alto individuo ataviado con un uniforme azul. En ese instante, uno de los visitantes, se apartó del grupo y sacando una pequeña cámara fotográfica Junka captó la siguiente escena. Después de unas breves palabras entre el capitán alemán y el líder falangista, el grupo abandonó la sala; detrás, quedaron una veintena de hombres asustados, sabedores que muchos de ellos serían fusilados en los días siguientes. Más  de 80 años después, aquella fotografía, ilustrada con un breve texto en alemán «Comunistas detrás de los cerrojos y candados en el viejo castillo de Sanlúcar», y firmada por Jacks, será el único testimonio gráfico de la represión fascista durante la guerra civil en Sanlúcar.

  La  marina nazi en el Guadalquivir.
Hans Erdmenger,capitán del Wolf.
Del fotógrafo, Jacks poco o nada sabemos de momento, podemos reconstruir el recorrido que hizo por España a bordo del torpedero alemán Wolf. Dicho buque  perteneciente a la clase Raubtier y había sido botado en el astillero alemán de Wilhelmshaven en 1927. Con sus 92 metros de eslora y 8 de manga, el Wolf podía alcanzar los 34 nudos. Sin embargo, este modelo de buque que combinaba una artillería de pequeño calibre junto a tubos torpederos, quedaría pronto obsoleto por la propia marina alemana a finales de los años 30. En Noviembre de 1936. Así en agosto de 1936 Alemania e Italia deciden bloquear la ayuda de la Unión Soviética a la Republica Española, llevando a la práctica la operación Úrsula con la cual, enviaron al mediterráneo su moderna flota de buques y submarinos. De esta forma,  las costas españolas sirvieron de entrenamiento para la Kriegsmarine, en un claro antecedente de la II Guerra Mundial.
Así durante los primeros dos meses de la contienda, el general Franco, líder de los militares sublevados, buscó la colaboración de las potencias fascistas en su lucha por derrotar al régimen republicano de izquierdas. Como dejó escrito el hispanista Hugh Thomas en su monográfico sobre la Guerra Civil española en las semanas siguientes a la sublevación, Franco había solicitado al régimen nazi  apoyo aéreo y medios para trasladar nuevas tropas desde África a la península. Así a finales de Julio de 1936, saldrían de Hamburgo con destino a Cádiz veinte  aviones Junkers Ju 52, destinados a trasportes de tropas junto a varios mercantes  que portaban  cincuenta y un  cazas Heinkel. Para evitar que la flota mercante germana fuera interceptada por la marina republicana, Berlín mandó a España varios buques escolta, entre los que se encontraban los torpederos de la clase Raubtier, Leopard Tiger, Iltis, Jaguar y Wolf.  Estos dos  últimos, aparecerían en los primeros meses de la contienda patrullando las aguas del golfo de Cádiz y velando por la seguridad de los mercantes alemanes con destino a Sevilla.


Sabemos por el testimonio del historiador Pedro Barbadillo Delgado, que la presencia de la Kriegsmarine en las costas gaditanas fue constante. Desde mediados de Septiembre, llegarían al puerto de Bonanza los buques de guerra Wolf, Albatros, Seadgerl y Luchs, lo que nos hace comprender la importancia del Guadalquivir como ruta clave de abastecimiento  al ejército fascista.
 Siguiendo la crónica del día 29 de septiembre de 1936 del diario  ABC en su edición de Andalucía, éste se hizo eco de la llegada del torpedero alemán Wolf al puerto de Sanlúcar. Pasadas  las 10 de  la mañana del 28 de Septiembre, el comandante Hans Erdmenger junto con su tripulación desembarcó dirigiéndose al consistorio.

  En aquel contexto de guerra, abrumados por la colaboración alemana  a favor  del alzamiento  liderado por Francisco Franco, el gobierno local presidido  por el alcalde José de Argüeso Gutiérrez y el comandante militar y jefe de Falange Francisco Ariza, extendieron todo su boato y agradecimiento a tan privilegiada visita. La oficialidad del Wolf, serian acompañada en un agradable paseo por la ciudad visitando algunas de las bodegas y donde fueron espléndidamente obsequiados. Aquella noche, se les ofreció un banquete en el conocido restaurante «Num. 2», al que asistieron las autoridades pertinentes y unos cincuenta comensales, donde se encontraría  tanto los militares y parte del engranaje del movimiento local.  El capitán del buque,  pronunció un breve discurso que fue traducido por José Antonio Florido,  a la  que siguió la arenga del alcalde  que incidió en los lazos de unión entre las dos potencias en su lucha contra el comunismo internacional. Durante esa misma  velada, se conoció la noticia de la toma de Toledo por las tropas nacionales, desbordándose el entusiasmo de los presentes. Las buenas noticias sobre la marcha de la guerra y la visita de  los miembros de la marina nazi, quedó perfectamente reflejado en la crónica del diario ABC: Espontáneamente se formó una manifestación popular, que, con la banda de música a la cabeza recorrió todo el pueblo, formando en ella las milicias ciudadanas, Falange y Requetés.[…]

Cuando una imagen vale más que mil palabras…

Una foto, una imagen para cambiar la historiografía de la guerra civil en Sanlúcar de Barrameda. Dicha instantánea,  es hasta hoy  la única imagen existente de la represión fascista en Sanlúcar. Papel fotográfico de primera calidad marca «Voigseänder», con medidas de 12 x 8,5 cm, y con una leyenda en su reverso realmente reveladora que la convierte en un testimonio único sobre el genocidio perpetrado en Sanlúcar durante la guerra.
 De igual forma, y a consecuencia de la presencia constante de la marina nazi en  aquel otoño de 1936, la Asociación de Cosecheros, Almacenistas y Exportadores de Vinos locales, embotellarían una curiosa manzanilla donde encontramos una iconografía muy explícita:  Entrelazadas en señal de fraternidad, la bandera española lucia junto a la de la Alemania nazi, mientras se ilustraban con una frase en alemán  de agradecimiento a Adolf Hitler: «Al líder del pueblo alemán  con gratitud los cosecheros, almacenistas y exportadores de vinos de Sanlúcar de Barrameda». Una pincelada más y poco conocida del paso del ejército alemán por la ciudad del bajo Guadalquivir.

Sobre el  torpedero Wolf, conocemos por otras instantáneas de Jacks  que participó en operaciones secundarias como el rescate de refugiados nacionales en San Juan de Luz, y en la toma de Santander. Comenzada la II Guerra Mundial, el Wolf  destinado a la colocación de minas, fue hundido por el impacto de una de éstas cargas cerca de Dunkerque en Enero de 1941.  
 Aún queda mucho por conocer sobre la presencia de la marina nazi en Sanlúcar, quizás algún día podamos saber quien se oculta tras el nombre de Jacks. Aquel alemán que sin saberlo, ochenta años después, nos mostraría la barbarie y el horror reflejado en el rostro de nuestros paisanos asesinados.

Rafael Montaño García.

José Mª Hermoso Rivero.



El extracto aquí expuesto, forma parte del artículo original publicado en la revista autonómica Andalucía en la Historia, en su número 61, páginas 66-70.




[1]MONTAÑO GARCÍA, Rafael, HERMOSO RIVERO, José Mª “La marina alemana en el Guadalquivir: la represión franquista en Sanlúcar de Barrameda. Revista Andalucía en la historia, ISSN 1695-1956, Nº. 61, 2018, págs. 66-70

sábado, 5 de enero de 2019

El chipionero Rafael Caro Repetto, reconocido como experto en la música tradicional china.


El investigador chipionero Rafael Caro Repetto ha sido propuesto por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona para el cum laude por  la defensa de su tesis doctoral “The musical dimension of Chinese traditional theatre. An analysis from computer aided musicology”, siendo calificada por el tribunal con la máxima puntuación. De esta forma, se reconoce al joven gaditano como uno de los más importantes expertos en música tradicional china y más concretamente en la ópera de Pekín. La tesis fue defendida en inglés ante el mayor experto en la materia el Dr. Johathan Stock, de la University College Cork.  

El Doctor Caro Repetto, ha estado siempre muy vinculado a Sanlúcar, pues comenzaría sus estudios en el colegio Princesa Sofía para cursar luego el bachillerato  I.E.S. Francisco Pacheco. Continuaría sus estudios superiores en la Universidad de Granada donde cursaría la Licenciatura de Filología Clásica, donde además realizó la entonces recién creada carrera de Musicología obteniendo las máximas calificaciones. Ambas carreras  no solo fueron cursadas en la Universidad de Granada sino que también cursó parte de las asignaturas en la Freire Universität de Berlin en idioma alemán, que junto al chino y el Inglés conoce el gaditano.

Concluido estos estudios, se marchó a Barcelona donde en la Universidad Autónoma de Barcelona cursó la Licenciatura en Estudios de Asia Oriental en su especialidad de China. El conocimiento de dicha  lengua, le llevó a marcharse primero a Pekín donde fue alumno  en las universidades  Minzu University y en la  de Pekin, donde no solo  perfeccionó  el idioma  si no que fue conociendo la música tradicional del país. En su cuarto año en el país, se trasladó a  Shanghai donde en su conservatorio  se especializaría en   la ópera de Pekín e inició la práctica del Guqin, erhu, instrumentos utilizados en las representaciones.

En el año 2011, este periplo académico le llevó a ser galardonado por la Fundación Caixa con una beca, cuyo galardón fue entregado en mano por el rey Juan Carlos y la reina Sofía. La madre de Rafael, María del Carmen Repetto, recuerda las palabras del monarca cuando en la ceremonia, insistió en que el premio era también para ellos, por todas esas noches que miráis el cuarto de vuestros hijos con la cama vacía. Así el galardón le sirvió al chipionero para cursar en Londres el Máster en Etnomusicología en la SOAS uno de los centros más prestigiosos a nivel mundial.  Su estancia en Inglaterra le sirvió  además para tomar contacto con artistas e intérpretes surcoreanos, que le condujo a visitar dicha nación  y estudiar su música.

Actualmente está vinculado a la Universidad Pompeu Fabra como miembro del grupo de investigación “Tecnología de la Música” coordinado por Xavier Serra, donde se combina el procesamiento de información musical con técnicas informáticas, centrándose en cinco tradiciones musicales del mundo:  indostana (norte de la India),Carnática (sur de la India), makam turco (Turquía), árabe-andaluz (Magreb) y la  jingju  u opera de Beijing (China).