BIENVENIDA:


"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser siempre niños " Marco Tulio Cicerón.

Este blog nace con la intención de difundir en la red la historía de Sanlúcar de Barrameda. Se pretende que esta página sea una herramienta más para conocer la historía local aportando articulos y noticias relacionadas con la historia y la cultura sobre Sanlúcar y su provincia.
Gracias por vuestra visita.

Publicación electrónica seriada registrada con IBSN (Internet Blog Serial Number)

IBSN: Internet Blog Serial Number 4-4-1453-1789

© Historia de Sanlúcar contemporanea, 2010 Todos los derechos reservados.



viernes, 22 de agosto de 2014

1810: El año en que Sanlúcar no celebró la Caridad. Por José Mª Hermoso.


La religiosidad popular  ha estado expensas generalmente de las circunstancias  socio políticas de cada época. Durante la guerra de la independencia (1808-1814) el país se vio sometido a una serie de cambios no solo en lo político sino también en algunos aspectos religiosos. La población de Sanlúcar no fue ajena a estos cambios. Durante los años de 1808 a 1809, el clero y las autoridades locales animaron a la masa de la población a luchar contra el invasor. Sin embargo, cuando los franceses entraron en la ciudad, estos mismo clérigos y regidores fueron los primero en rendirles pleitesía y alabarlos como salvadores de la patria hasta días antes de su salida en Agosto de 1812.

La ocupación francesa comenzó el 12 de Febrero de 1810[1], cuando después de la entrada de las tropas se celebró un  oficio religioso en la Iglesia Mayor parroquial donde los regidores y miembros del clero local juraron fidelidad al nuevo monarca José I y a la constitución de Bayona terminando con un Te deum donde se agradecía la llegada del nuevo monarca. Dos años antes, los mismos integrantes del Cabildo y el estamento clerical habían jurado lealtad a Fernando VII y declarándose enemigos de Napoleón.  

El nuevo orden político de José I, intentó influir en las celebraciones  religiosas de Sanlúcar, a lo que el Cabildo hizo a veces caso omiso. La primera muestra de esto la encontramos en Agosto de 1810 cuando la tradicional fiesta de Nuestra Señora de la Caridad[2], tuvo que ser sustituida por la fiesta en honor de San Napoleone o Neopolo, un  olvidado mártir cristiano al que algunos obispos rescataron de la antigua liturgia. El problema estaba en que el 15 de  Agosto se celebraba en todo el imperio el cumpleaños del emperador. Este en 1806  mandó sustituir la fiesta de la Asunción de María por la celebración en honor de San Napoleone , al que se buscó la similitud con Neopolo,  asociándolo al nombre de Napoleón Bonaparte .

De esta manera, aquel 15 de Agosto de 1810, no se tiene constancia de la celebración de las fiestas en honor de la Virgen de la Caridad. Sin embargo esto no debió de ser del agrado del Cabildo, pues al año siguiente, se vuelve a reflejar en las Actas capitulares[3] el pago de una libranza de 320 reales destinada a las función dedicada a ala Patrona sanluqueña y otra de 140  reales con objeto de sufragar la función del copatrón de la ciudad, San Roque, otorgando el Ayuntamiento la cantidad de 460 reales por ambas.

¿Pero por qué no se pudo celebrar las fiestas a la Virgen de la Caridad en 1810 y si un año después? Las actas no dan una explicación clara al respecto, posiblemente el motivo más simple sea que en los primeros meses de ocupación la autoridad militar francesa, obligó a cumplir las principales costumbres impuestas a todos los territorios del imperio. Pero al año siguiente, la desidia de estas autoridades permitió que el Ayuntamiento volviera a retomar la tradicional costumbre de celebrar la fiesta de la Ascensión de María y del copatrón San Roque un día después[4].  

Las celebraciones patronales, no solo a San Lucas y la Virgen de la Caridad, tenían fechas  señaladas a los largo de todo el año. Estas se iniciaban en Enero con las fiestas dedicadas al copatrón San Sebastián y a la fiesta de la purificación de la Virgen[5]. El calendario festivo se cerraba con las fiestas del  otro copatrón, San Miguel en Septiembre y el patrón San Lucas en Octubre[6]
 Así mismo, la situación de ocupación obligaba al clero local y las autoridades a celebrar continuos oficios religiosos con motivos políticos tales como el Te deum  en acción de gracias por el alumbramiento de la emperatriz [7] en Abril de 1811, o por  el cumpleaños del monarca José I en 1810. [8]    


Para terminar, llama la atención como en Agosto de 1812, apenas una semana antes de la salida de los franceses, el Cabildo volviera otorgar una libranza para las fiestas de la Caridad y San Roque, que ascendió a 460 reales, aun cuando en las Actas capitulares se describe  la situación de ruinosa por el pillaje del ejército francés y  de sus colaboradores españoles.  
En conclusión, las celebraciones religiosas en Sanlúcar siempre gozaron de una gran importancia más allá de las calamidades políticas o sociales. Nunca la tradición de celebrar un oficio a la Virgen o a los Santos se vio mermada por el hambre o la guerra


[1] Acta capitular del 24 de Agosto de 1812.Libranza a favor del mayordomo de esta ciudad Ramón Gómez, por la cantidad de 460 reales para las fiestas de La virgen de la Caridad y San Roque


.





[1] Hermoso Rivero, Jose María. “El ayuntamiento de Sanlúcar durante la ocupación francesa (1810-1812)  Boletín Cartare .Centro de estudios de la Costa Noroeste de Cádiz. Nº 2 .2012.pp 1-13
[2] Hermoso Rivero, José Mª “ El ayuntamiento de Sanlúcar…
[3] A.M.S.B. Libro de Actas capitulares de 1811. Nº 105 Sig, 4802  Acta del 12 de Agosto de 1811
[4] Romero Dorado, Manuel. “El culto a San Roque en Sanlúcar de Barrameda. Aspectos históricos y artísticos. “Revista El rincón Malillo. Nº 4. 2014. pp 33- 40
[5]  Acta del 18 de  Enero de 1811. El ayuntamiento acordó una libranza de 170 reales para la  función  de la fiesta del copatrón San Sebastián y la purificación de Nuestra Señora. 
[6]  Acta del 26 Septiembre  de 1811 . Un oficio del regidor Antonio Beyras sobre  los gastos de las próximas fiestas del copatron San Miguel y el patrono San Lucas  la 1º con 120 r y la segunda con 440
[7] Acta capitular del 15 de Abril  de 1811 .  Cuenta del mayordomo del Ayuntamiento Ramón Maria Gómez por los gastos ocasionados el día de ayer 14 del actual función del Te deum que se celebró en la iglesia mayor parroquial con motivo del alumbramiento de la emperatriz  se libró 175 reales.
[8]  Acta del 9 de Marzo de 1811. Se presentan las cuentas por los gastos ocasionados por la celebración del Te deum y las luminarias del día 19 de marzo del año pasado por la celebración del cumpleaños de su excelencia José I   

No hay comentarios:

Publicar un comentario