BIENVENIDA:


"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser siempre niños " Marco Tulio Cicerón.

Este blog nace con la intención de difundir en la red la historía de Sanlúcar de Barrameda. Se pretende que esta página sea una herramienta más para conocer la historía local aportando articulos y noticias relacionadas con la historia y la cultura sobre Sanlúcar y su provincia.
Gracias por vuestra visita.

Publicación electrónica seriada registrada con IBSN (Internet Blog Serial Number)

IBSN: Internet Blog Serial Number 4-4-1453-1789

© Historia de Sanlúcar contemporanea, 2010 Todos los derechos reservados.



sábado, 13 de mayo de 2017

El corral de comedias de la hermandad de la Vera- Cruz, un edificio de la Sanlúcar del barroco.

Es de sobra conocida la labor caritativa que realizaron muchas de nuestras hermandades más antiguas atendiendo o sosteniendo hospitales y casas de caridad entre los siglos XVII y XVIII.
Sin embargo, se ha recalcado poco  otras funciones más alejadas del carácter religioso.  En este breve trabajo se analizará el origen y desaparición del Corral de comedias  que perteneció a la hermandad de la Vera-Cruz y que podemos afirmar fue el primer teatro con el que contó la ciudad.

Primero debemos entender que el teatro y  más concretamente la representación de comedias, era una de las pocas actividades de ocio con las que contaba la población a finales del  S.XVI. En un principio, las representaciones teatrales tenían un carácter sacro relacionado con la escenificación del misterio de la eucaristía en los llamados autos sacramentales.

La actividad teatral de mediados del S. XVI en Sanlúcar, por lo que sabemos hasta ahora, se limitaba al ámbito privado de la corte ducal. En estas representaciones solían  participar los niños del colegio de la Trinidad organizaban comedias para entretener  a los duques[1].  Aunque cómo escribió  Climent Buzón[2], en las fiestas del Corpus de 1591 el  cabildo contrató a una compañía de cómicos para la presentación de un auto de fe que debía de celebrarse en la plaza mayor de la villa junto a la Parroquia.


Sobre los orígenes de la hermandad de la Vera Cruz y su traslado a la  iglesia de la  Merced.

Cómo expuso  el profesor Cruz Isidoro[3] en su trabajo, Aportación documental a la historia y patrimonio de la hermandad de la Vera-Cruz de Sanlúcar, los orígenes de esta antigua hermandad sanluqueña datan del  año 1544. La hermandad estaba  establecida en su capilla situada  en la callejuela del comendador Carranza[4] lo que hoy podríamos ubicar en la calle Escuelas donde además contaba con una escuela para niños. Pero sin duda el acontecimiento más importante para la hermandad llegó en 1620 cuando el VIII Duque D. Juan Manuel  les solicitó que dejaran su iglesia  para que en ella se estableciera la Compañía de Jesús. A cambio de esto, la hermandad se trasladó al convento de la Merced  recibiendo la nueva imagen de un crucificado que estaba destinado a la orden mercedaria.  En una de las clausulas del contrato de cesión de su antigua capilla, la hermandad se comprometía,  en caso de no poder hacer frente a los 1.000 ducados de tributos sobre sus bienes que debían de pagar anualmente al convento mercedario, la cesión al duque de algunos de sus bienes como el Corral de las comedias y otras rentas[5].  El traslado no debió de ser algo negativo para la hermandad ya que se establecían en un nuevo templo destinado a ser el panteón del VIII Duque y su esposa además de contar con una imagen de extraordinaria calidad.

Como aporta el profesor Cruz Isidoro[6] añadiendo nuevos  datos a los expuestos por  Juan Pedro Velázquez Gazteluz,[7] la hermandad realizaba dos procesiones al año, el jueves santo y el 3 de mayo con motivo de la fiesta de la Santa Cruz. Según Velázquez  Gazteluz, en el S. XVIII  la procesión se realizaba con dos pasos, el del crucificado y nuestra señora de la soledad, el cambio en su salida a la tarde del viernes santo ya se produjo en el S. XVIII cuando la hermandad perteneció al gremio de los carreteros. Sin embargo, Fernando Guillamas[8] en su Historia de Sanlúcar de Barrameda escrita a mediados del S. XIX  afirma que  la procesión del crucificado acompañado de la virgen se realizaba en la tarde del jueves santo. Volviendo a Velázquez Gazteluz, el  historiador dieciochesco nos añade que la hermandad poseyó el corral de las comedias  y otras fincas que perdió por falta de celo y desidia.

El Corral de Comedias.

El solar donde se estableció el Corral de Comedias fue adquirido por la hermandad  a comienzo  de 1600. El  corral contaba además  con un privilegio ducal de ser el único lugar de la ciudad donde se podían representar comedias[9] y donde el VII duque D. Alonso contaba con un palco. Llama la atención, como este primer corral fue proyectado por el arquitecto del duque D. Alonso, Juan de Castilla en 1604, de  esta manera la relación entre la casa ducal y el teatro perteneciente a la hermandad continuaría en tiempos del VIII D. Juan Manuel como afirmaría décadas más tarde Francisco Eraso de Arteaga[10] (1620-1669) en su obra El Desengaño discreto y retiro entretenido :

Para cuyo mayor entretenimiento y autoridad de sus vecinos labraron sus dueños un anfiteatro o coliseo de comedias, que después perficionó con todos primores el Exmo. señor don Manuel, año de 1630 y en que dexó una considerable memoria a la cofradía de la Bera Cruz .

En consecuencia, podemos intuir que existieron “dos” corrales, un primer edificio construido  a principio del S. XVII y que posteriormente fue reformado en 1630 por el VIII Duque.  Hoy sabemos con exactitud donde se encontraría ubicado el solar del Corral gracias a dos trabajos sobre planimetrías de Sanlúcar. En un interesante artículo de la profesora Rodríguez Duarte[11]  se publicó  un plano de la ciudad realizado en 1699, donde se nos sitúa el Corral justo enfrente del castillo en la que tradicionalmente se llama calle de las comedias. Pero quizás lo más relevante es  la representación de la forma rectangular de la planta y en su interior mediante puntos   un espacio porticado. Años después,  Pérez Gómez[12]  publicó un trabajo  sobre la planimetría del palacio de Medina Sidonia en 1760, que nos sitúa el corral a espaldas del palacio limitando con la casa de Juan Beloni y que ya en estas fechas pertenecía a la casa ducal. 

Pero sin duda, la mejor descripción del edificio la encontramos en Barbadillo Delgado[13], que a partir de los datos dispersos en las actas capitulares nos dice que en 1630 (como escribió Eraso de Arteaga)  se construyó un nuevo coliseo cercano al cabildo, con un  aposento comunicado con el que tenía el duque. Podemos entender que a lo que se refería  el propio Barbadillo y Eraso de Arteaga, es al mismo edificio que poseía la hermandad y que fue remodelado en esa fecha. El edificio contaba con tres puertas, una para los hombres, otra para las mujeres y una independiente para los miembros del cabildo[14] y el Duque.  La entrada a las funciones la cobraba el ayuntamiento como recurso de propios, por lo que debemos entender que la hermandad actuaba como arrendador  del edificio al cabildo. Como prueba de esto, en las actas capitulares de 1658 se documenta un acuerdo del cabildo[15] para que la entrada a las comedias se ajustara por los caballeros diputados de propios.  Posteriormente en las mismas actas[16]  se especifica que el cabildo debía pagar 24 reales por la letra de cada comedia que se representase y en el mismo documento se manda pagar a un tal Matías  la letra que dio de una comedia.  Gracias al manuscrito de El desengaño discreto y retiro entretenido de Francisco de Eraso y Artega, conocemos el texto de un sainete representado  a principios de 1650 en el coliseo sanluqueño titulado Salió el galán y cesó la música[17].

Gracioso-  Estan acaso borrachos            
hombres del diablo yntentan
entienden que nuestras faltas
a de suplir la comedia,
se engañan, que aunque de aplausos
horlada toda la bean
nos pueden dar a nosotros
por descargar sus conciencias
quebrando por lo delgado
que por lo delgado quiebra
mil vitores con pepinos
a falta de berengenas
mirad que estays en Sanlucar

Polonia- No diría mas una bestia
Tomás  que estas en Sanlucar .[…]


Tomás- Di te admira bachillera
que culpando nuestras faltas
adbertidos  os reprehenda
con desir que estas adonde
el yngenio , el agudeza
lo docto lo prudençial
y un todo de muchas çiençias
adonde prado sin ton
amariles que en aquella
edad, fue la sin segunda
y en aquesta la primera
los Balencianos, Vallejo,
romero, Abendaño que eran
desempeño de las tablas,
del aplauso competencia,
Manuel Fernandez, ilustre
Árias, y Roza que apuesta
lograron con su desbelo
memorias que son eternas
Lorenço hurtado y riquelme
en que se vio sin cautela
la gloria mas merecida
y la opinión mas atenta.[…]


   
La actividad del Corral de comedias comenzó a decaer en 1669 cuando el arzobispo de Sevilla Jaime Palafox y Cardona prohibió la representación de las comedias[18] y la expulsión de todas las compañías por el desorden moral que se producía durante las representaciones. Como documenta Climent Buzón[19], uno de los autores que se encontraba en la ciudad debió indemnizar a la hermandad de la Vera Cruz con 720 reales por cada día de representación que tenia programada.

Según Barbadillo Delgado[20], el Corral cerró como consecuencia de esta prohibición, siendo abandonado hasta que fue utilizado como caballerizas para las tropas en 1703. El dato que desconocemos hasta ahora es cuando se produjo por parte de la hermandad la venta del inmueble, solo conocemos por el trabajo de Pérez Gómez[21] que ya en 1760 el inmueble pertenecía a la casa ducal.
  A modo de conclusión, podemos decir que la existencia del Corral de Comedia necesitaría de un estudio propio tanto desde el punto de vista arquitectónico como de su actividad social. Sabemos que el catálogo del Archivo de Medina Sidonia aparecen numeroso datos que nos dan una idea de cómo fue evolucionando el edificio. Otro aspecto interesante, sería conocer la gestión del mismo por parte de la Hermandad de la Vera Cruz que nos ayudarían a entender la función cultural  de esta hermandad en la Sanlúcar del barroco.
                                                                                                                     

José Mª Hermoso 
Lcdo. Historia. 




[1] Alvarez de Toledo, Luisa Isabel. Alonso Pérez de Guzmán. General de la Invencible. Ed. Servicio de Publicaciones de la Unv. Cádiz. 1995. Tomo I. Pág 66 
[2] Climent Buzón, Narciso. Historia social de Sanlúcar de Barrameda. En busca de nuestro pasado. Del luciferi fanún al ocaso del Renacimiento. Tomo I Ed. Santa Teresa. Sanlúcar de Barrameda.  pp. 387-388
[3] Cruz Isidoro, Fernando. “Aportación documental a la historia y patrimonio de la hermandad de la Vera-Cruz de Sanlúcar”. Revista Carrera Oficial . Nº 7. pp 67.77
[4] Se hace referencia  a la calle donde estuvo la casa del Comendador Jerónimo de Carranza en 1582 donde años después se estableció la compañía de Jesús.
[5] Isidoro, Fernando. “Aportación documental.. op.cit.
[6] Cruz Isidoro, Fernando. “Aportación documental… op.cit.
[7] VELÁZQUEZ-GAZTELU, Juan Pedro. Fundaciones de todas las iglesias, conventos y ermitas de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Sanlúcar de Barrameda. Año de 1758. ASEHA, 1995. pp.378-379
[8] Guillamas y Galiano, Fernando. Historia de Sanlúcar de Barrameda. Ed.  Imprenta del colegio de Sordo- Mudo y ciego de Madrid. Madrid 1858 A.E.H.A Santa Teresa Industrias gráficas 1990..Pág 101
[9]  Cruz Isidoro, Fernando, op.cit
[10] HERMOSO RIVERO, José Mª y ROMERO DORADO, Antonio Manuel. "Una historia de Sanlúcar de Barrameda escrita por Francisco de Eraso y Arteaga y contenida en su obra El Desengaño discreto y retiro entretenido". Cartare. Boletín del Centro de Estudios de la Costa Noroeste de Cádiz. Nº 3. Sanlúcar de Barrameda. 2013. ISSN 2173-9072. Págs. 87-88.
[11] Rodríguez Duarte, Mª del Carmen. “Sobre el urbanismo Sanluqueño. Según un plano del S. XVII.” Revista Sanlúcar de Barrameda. Ed. Santa Teresa. Nº 43.2008
[12] Pérez Gómez, María de la Paz, “Planimetría del Siglo XVIII del palacio de los Medina Sidonia en Sanlúcar de Barrameda” Revista Laboratorio de Arte. Nº23 (2011) pp.333-349
[13] Barbadillo Delgado, Pedro. Historia de la ciudad de Sanlúcar de Barrameda. Ed. Cerón Impresor. Cádiz. 1942  pp. 868-869
[15] Archivo Municipal de Sanlúcar de Barrameda. (A.M.S.B) Libro 27.Signa.4727. Cabildo del 9 de Marzo de 1658. Fol.26
[16] A.M.S.B. Libro 27.Signa.4727. Cabildo del 6 de Mayo de 1658.
[17]   HERMOSO RIVERO, José Mª y ROMERO DORADO, Antonio Manuel. "Una historia de Sanlúcar de Barrameda op.cit.
[18] Climent Buzón, Narciso. Historia social de Sanlúcar de Barrameda. En busca de nuestro pasado Tomo II. En la ambivalencia barroca .Ed. Santa Teresa. Sanlúcar de Barrameda 2007.  Pág 212
[19] Climent Buzón, Narciso, Ibídem
[20] Barbadillo Delgado, Pedro. Historia de la ciudad.. op.cit.
[21] Pérez Gómez, María de la Paz, “Planimetría del Siglo XVIII del palacio..op.cit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario