BIENVENIDA:


"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser siempre niños " Marco Tulio Cicerón.

Este blog nace con la intención de difundir en la red la historía de Sanlúcar de Barrameda. Se pretende que esta página sea una herramienta más para conocer la historía local aportando articulos y noticias relacionadas con la historia y la cultura sobre Sanlúcar y su provincia.
Gracias por vuestra visita.

Publicación electrónica seriada registrada con IBSN (Internet Blog Serial Number)

IBSN: Internet Blog Serial Number 4-4-1453-1789

© Historia de Sanlúcar contemporanea, 2010 Todos los derechos reservados.



sábado, 12 de marzo de 2016

La Plaza de toros de Sanlúcar (1900): Un edificio para tiempos de hambre.


Posiblemente uno de los edificios más interesantes de la arquitectura contemporánea sanluqueña que ha sobrevivido a los avatares del tiempo, sea la Plaza de Toros. Dicho coso taurino, que aun mantiene su primigenia función adaptada además a otros espectáculos, fue comenzado a construir a finales de la década de 1890, en unos años donde la ciudad estaba azotada por una cruel crisis laboral y de subsistencia como consecuencia de la crisis en el sector de la vid atacada por la plaga de la filoxera. 

Aquella Sanlúcar de finales de S.XIX contaba con una población de 22.771 habitantes[1], de las cuales la mayor parte de la clase jornalera se encontraba en paro. El clima de tensión social  las autoridades mandaron patrullas de la guardia civil a los principales barrios[2] para  evitar cualquier alteración del orden público como  consecuencia del miedo de las oligarquías locales a los atentados anarquistas perpetrados por la  temida “mano negra.”

Las autoridades ante la falta de trabajo en el campo y para intentar paliar una revuelta social, decidieron iniciar la construcción de un gran edificio que requiriera una gran cantidad de obreros. Con este motivo se iniciaron las obras de un moderno coso taurino, ya que la ciudad solía celebrar las corridas en improvisados ruedos o edificios adaptados como el patio del Castillo de Santiago[3].Según documenta Montero Galvache en un artículo publicado en ABC en 1969[4], en 1816 se proyectó construir una primera plaza de toros en la explanada de Capuchinos, pero ante la negativa de los frailes, se construyó finalmente en “ El Palmar”. Ese primer ruedo estable, duró unos cuatro años, trasladándose en 1827 al patio del Castillo de Santiago y posteriormente a las huertas del convento de Santo Domingo y luego de San Francisco.

Así, terminando el S. XIX  según se recoge en la prensa, se iniciaron las obras de un gran edificio que pudiera acoger los festejos taurinos. Las obras comenzaron en 1898[5] para estar concluidas ese mismo año, pero la realidad hizo que el coso taurino con un aforo de 2000 personas, no se inauguraría hasta el 1 de Julio de 1900 siéndole concedida su gestión por tres años a D. Salvador Blanco que pagó 5000 duros. Dicho empresario también gestionaba la vecina Plaza de Toros de Jerez[6]. Según se recoge en la crónica taurina publicada por la revista “El toreo” la corrida de inauguración corrió a cargo de los matadores “Lagartito” y “Machaquito”  que lidiaron toros de la ganadería de Miura registrándose un lleno absoluto[7].

Con la novedad del estreno de la plaza de Toros, durante el verano de 1900 se sucedieron los festejos taurinos, celebrándose la segunda corrida el 17 de Julio que contó con la participación del célebre torero Sanluqueño, Manuel Hermosilla, acompañado en la terna por “Bombita”.  El sanluqueño luciendo un traje negro y oro dio al primero de los astados de la ganadería de Otaolaurruchi tres pases, pero resultó herido por un palo en la frente teniendo que marcharse a la enfermería, para volver a banderillear al tercer toro. Bombita ( Celeste y oro) Se desconfió al pasar la muleta acabando con el de un pinchazo con mala dirección[8].

La tercera de las corridas celebradas en el nuevo coso taurino, tuvo lugar el  domingo 23 de Septiembre, sufriendo un grave percance el diestro Ángel Carmona que recibió heridas en la comisura de la cara y en la axila[9]. Comenzado el año de 1901, con la finalización de la construcción de la plaza de Toros que alivió, la situación de paro de muchos sanluqueños, volvió a llevar  a una gran parte de los jornaleros al paro, estos se manifestaron en Enero de 1901 ante el gobernador civil, consiguiendo que la autoridad provincial concediera una subvención de 25.000 pesetas para la construcción de una carretera y las mejoras del paseo de La Calzada de la Reina Mercedes.[10] Aun así, la falta de trabajo llevó a muchos sanluqueños a emigrar a diferentes países de Latinoamérica. Según recogió “ El Heraldo militar” en Noviembre de 1900 partieron desde Cádiz 106 viticultores para Buenos Aires quedando otros 250 en espera de poder viajar a la misma ciudad[11]. Otro grupo llegaría al puerto de Cádiz el 24 de Noviembre esperando a embarcar con destino a Brasil[12].

La actividad taurina volvió a la ciudad en Agosto de ese año con una corrida que contó con la presencia del diestro Reverte, Jarana y Velasco, atrayendo a numeroso público llegado de Sevilla que dejó sin aposentos a la ciudad. La corrida se saldó con una gran faena de Reverte el cual resultó herido en un muslo[13].

La última de las corridas que se celebró ese año tuvo lugar el 25 de Diciembre, la celebración en tan insólita fecha se debió en celebrar en festejo en beneficio de las familias de unos marineros cuya embarcación había naufragado el 30 de Noviembre. La corrida contó con la participación del novillero sanluqueño Rafael Díaz “Ostión” y Manuel Diaz “ Agualimpia”[14]. Se destacó en el festejo “Ostión” que como premio a una meritoria faena recibió un billete de 100 pesetas y una caja de puros regalada por el registrador de la propiedad a quien el diestro le brindó la muerte del astado.

Aquel año de 1902, la crisis social que había estado intentando contenerse mediante el patrocinio de diferentes obras públicas, estalló ante la total falta de trabajo y la radicalización de los jornaleros animados por comité republicano liderado por el sanluqueño Diego Gallego. El gobierno de la regencia presidido por  el anciano Sagasta, envió al Director de Obras Públicas Arias de Miranda[15] a visitar Jerez y Sanlúcar para conocer de primera mano la situación y supervisar las obras del pantano de Guadalcacín.

Aprovechando la tensión del momento, se declaró en Sanlúcar una huelga de hortelanos que se negaban a pagar al ayuntamiento el arbitrio impuesto por el consistorio para poder vender sus productos a otros pueblos,  a lo que el gobernador civil respondió enviando refuerzos a la guardia civil[16] comandados por el jefe del cuerpo. Finalmente el conflicto se solucionó llegando a un acuerdo los hortelanos con el Ayuntamiento al día siguiente.

Pero no todos los conflictos tendrían una fácil solución, en Marzo tras un fuerte temporal de lluvias, los obreros se negaron a aceptar el “socorro mutuo” de dos reales por considerarlo insuficiente para mantener a sus familias. Al día siguiente unos 1000 obreros se manifestaron ante el ayuntamiento reclamándole trabajo al alcalde Leopoldo del Prado. Este alegó que solamente tenía fondos para dar trabajo a 500 de ellos, a lo que los jornaleros se negaron reclamando trabajo para la totalidad[17]. La manifestación sin poder alcanzar su objetivo fue dispersada por la guardia civil.  Finalmente y ante la gravedad de la situación, las autoridades iniciaron las obras de la carretera Jerez- Lebrija, dando trabajo a una gran parte de los jornaleros, como siempre un parche ante la herida de un conflicto que se recrudecería en los años siguientes.

 José Mª Hermoso.




[1]  Anuario del comercio, de la industria, de la magistratura y de la administración. (1897) página 1.179.
[2] “ El imparcial “ Nº 10.673.
[3] Hermoso Rivero , José Mª “El toro del Aguaardiente: Una fiesta con final trágico. http://sanlucarcontemporanea.blogspot.com.es/2016/02/el-toro-del-aguardiente-de-sanlucar-una.html
[4] ABC. 14/8 /1969
[5] Revista “ El enano”  Madrid. 1885). 12/6/1898, n.º 381, página 3
[6] “ El Heraldo de Madrid” 8 de Marzo de 1900
[7]  “ El toreo”  Lunes 2 de Julio de 1900.
[8] “ La lidia “ Lunes 23 de Julio de 1900.
[9] “ El imparcial” Lunes 24 de Septiembre de 1900.
[10] “ La época” Viernes 18 de Enero 1901
[11] “ El Heraldo militar” 2/11/1900.
[12] “ El Heraldo militar” 24 /11/1900
[13]  “ El liberal” 18 de Agosto de 1901.
[14]  “ El toreo”  Enero 1902
[15]  “ La Época” Sábado 25 de Enero 1902
[16] “ La correspondencia de España” 8 de Enero 1902.
[17] “ El liberal” Sábado 8 de Marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario