BIENVENIDA:


"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser siempre niños " Marco Tulio Cicerón.

Este blog nace con la intención de difundir en la red la historía de Sanlúcar de Barrameda. Se pretende que esta página sea una herramienta más para conocer la historía local aportando articulos y noticias relacionadas con la historia y la cultura sobre Sanlúcar y su provincia.
Gracias por vuestra visita.

Publicación electrónica seriada registrada con IBSN (Internet Blog Serial Number)

IBSN: Internet Blog Serial Number 4-4-1453-1789

© Historia de Sanlúcar contemporanea, 2010 Todos los derechos reservados.



sábado, 12 de diciembre de 2015

Y el Santo Padre visitó Sanlúcar. (1899)


Al igual que en estos días de campaña electoral, donde  los diferentes líderes políticos se dedican a visitar  los pueblos y ciudades secundados por sus correligionarios, en el mes de Mayo de 1899  Sanlúcar asistía a la movilización de la élite social y religiosa local, no en vano, visitaba la ciudad el patriarca y líder nacional del integrismo católico de finales del S. XIX, Don Ramón Nocedal y Romea.
El señor Nocedal,   fue hijo de Don Cándido Nocedal y Rodríguez de la Flor, fundador del periódico “El siglo futuro” y líder del partido Carlista tras la caída de Isabel II. Ramón Nocedal, se había desvinculado del sector carlista para fundar en 1888 el Partido Católico , conocido también como partido integrista, donde se reclamaban la confesionalidad católica total del estado y  renegaban de la representatividad parlamentaria y de las exiguas libertades  que la restauración otorgaban a la ciudadanía.  Cómo no podía ser de otra forma, Nocedal contaba con un gran seguimiento por parte del clero más reaccionario que seguían sus discursos publicados en el “ Siglo futuro”, incluso algunos obispos se quejaban a Roma, que los sacerdotes de sus diócesis prestaban más atención a los discursos de Nocedal que a sus propias directrices , como si del Santo Padre se tratara.

Como siempre ocurre en tiempos de crisis, el desastre de Cuba había dotado al partido integrista de una gran masa de seguidores, que veían en Nocedal al líder indiscutible de los valores religiosos y patrios que podrían regenerar la nación y enfrentarse a los socialistas  y anarquistas que deseaban destruir el orden social. En Sanlúcar, el Carlismo había contado con algunos destacados representantes como Don José Gabriel Aldama y Cambia, conde de Aldama[1], que se había integrado en las filas del integrismo. Liderado por el propio Conde de Aldama, se había fundado en Sanlúcar en 1897 el “ Nuevo Círculo integrista” donde al grito de ¡ Viva el reinado social de Jesucristo! y viva Don Ramón Nocedal, habían abierto una sede[2]. Sin embargo, Don José Gabriel, no vería los frutos de su obra, ya que fallecería el 29 de Marzo de 1899[3], siendo sustituido en el liderazgo por su sobrino Antonio Aldama Mendivil, que se había trasladado a Sanlúcar para gestionar las propiedades de la familia en el negocio de la exportación de vinos siendo cofundador del periódico gaditano “ El observador”.

Sin duda los integristas sanluqueños vivieron su día de gloria, el 17 de Mayo de 1899, cuando se produjo la visita a Sanlúcar de Don Ramón Nocedal, que participaría en un mitin en el Teatro Principal, donde estaría secundado tanto por sus correligionarios locales como de otras ciudades cercanas.  El líder integrista, llegó  a Sanlúcar procedente de Jerez en el primer tren de la mañana[4] siendo recibido por el Conde de Aldama y los principales miembros del partido local.  Para  el recibimiento de tan importante personaje, se había organizado una comisión que había repartido numerosas invitaciones entre la clase obrera[5] para que vitorearan al líder al paso de su carruaje, algo que había sido muy fácil dada la alta tasa de jornaleros en paro que se agrupaban en las plazas de la ciudad[6].

La primera parada de la comitiva que acompañaba al Don Ramón Nocedal, no pudo ser otra que la celebración de una solemne eucaristía en la Parroquia Mayor. En la puerta del templo fue recibido por todos los sacerdotes locales encabezados por el Arcipreste Don Francisco Rubio Contreras[7] , este  que contaba con 65 años, era un fiel seguidor de las ideas defendidas por el director de “ El siglo futuro” y sin duda con esta visita  estaba cumpliendo el deseo de conocer a una de las figuras políticas más importantes de su tiempo junto con su amigo el sanluqueño cardenal Marcelo Spinola que había ejercido la capellanía de la Iglesia de la Merced de Sanlúcar.

Terminada la misa, el conde de Aldama se desplazó junto con Nocedal y sus principales seguidores a su domicilio situado en la Calle Plata[8] donde se constituyó una Junta definitiva, animada por las palabras de aliento de Nocedal, que animaba a sus seguidores sanluqueños a no desfallecer en la lucha por catolizar España. Después de tomar un refrigerio, tendría lugar el acto culmen de los integristas de la ciudad, el mitin celebrado en el Teatro Principal donde asistiría lo más granado de los ciudadanos decentes de la ciudad llenando el edificio con más de 2000 personas, para dicho acto, se había decorado el coliseo con pendones y colgaduras florales, así como con la intervención de otros líderes radicales de Sevilla y Cádiz. . En el escenario, como no podía ser de otra forma, se había colocado un retrato de su Santidad León XIII. La nave central fue ocupada por los sacerdotes de la ciudad junto con un nutrido grupo de señoras, que aplaudieron efusivamente cuando se produjo la entrada de Nocedal que subió al estrado flanqueado por el arcipreste Rubio Contreras y el Conde de Aldama.

Comenzó el acto, con la intervención de Sánchez Asencio, director del diario católico gaditano, “ El observador” afirmando que para conseguir los objetivos del partido solo era necesario la constancia, ya que contaban con la ayuda divina en estos tiempos donde el pueblo español está asolado por el hambre. El periodista terminó  afirmando que si se quería regenerar España era imprescindible que el país se reconciliase con Jesucristo saciándole de la sed que tiene de libertad, verdad y justicia, a lo que el numeroso publico respondió con una  espontanea ovación.

Otra de las intervenciones más destacadas se produce con las palabras del director del Diario de Sevilla, el Señor Sánchez Arraiz, que afirma que para el diluvio que se aproxima solo nos podemos refugiar en el arca del partido integrista. Pero sin duda el momento más esperado se produce cuando Don Ramón Nocedal se dispone a tomar la palabra, presentado por el Conde de Aldama. Después de varios minutos intentando calmar los aplausos de los asistentes, Nocedal toma la palabra[9]:

Me sucede, empieza diciendo, lo que los ancianos que tienen grande prole y embebecidos con el cariño de hijos y nietos no cuidan de los que deben hablar. Por eso no me cuido del discurso ni de sus formas más o menos concretas, pues me llevo de Sanlúcar la más completa satisfacción de todas las de mi vida, por que el concierto y unión de nuestros amigos, y este auditorio atento y numeroso, demuestra que todos vosotros estáis conmigo dispuestos a sacrificarlo y darlo todo por la patria. (El aforo responde con un sonoro aplauso acompañado de vítores ).

[…] Sabéis que cuando algún político habla, pide siempre algo, ya sea el voto, dinero, o cosa que se le parezca. Ni mis amigos y yo pedimos nada. Diputado he sido y no fui al congreso por voluntad propia, si no por que a ello me obligaron mis amigos. […] Dije que no pedimos nada, y no es exacto. Si que pedimos, como lo habéis escuchado de labios del Señor Asensio, pedimos la salvación de la Patria, hablamos para decir que no queremos nada con aquellos que arrebataron a España el sello de Cristo y acabaron con la gloriosa tradición Española  que nuestro padres nos legaron debiendo rechazar hasta el pan que puedan darnos. ( Los aplausos ahogan la voz del orador)

[…] No queremos nada de los partidos políticos que nos han perdido y arruinado, no queremos nada más que maldecirles y condenarlos y pedir a Dios que nos perdone por nuestras culpas. Se dice y se lee en los periódicos que los partidos políticos tienen que regenerar a España, no habiendo más que hacer que tomar los ayuntamientos y hacer diputaciones  y Cortes y a gusto de los que proponen. Seguramente, todos esos que hablan de regenerar a España mienten o se engañan. […] España solamente puede salvarse resistiendo los españoles a todos sus pretendidos regeneradores y concluyendo con aquellos que se proclaman sus salvadores. (El público se levanta aplaudiendo)

No podéis educar a vuestros hijos sin el beneplácito del gobierno; van a los institutos y a las universidades a aprender lo que el gobierno quiere por profesores nombrados por el con libros y programas suyos[…] La autoridad que salvará a España no es la creada por el juego de los partidos políticos que se protegen en todas las naciones, y que han hecho que sus jefes nos manden como les dé la gana en provecho de esos paniaguados.[…] La autoridad que salvará a España habló una sola vez en el mundo bajo el cielo y dijo: Yo soy la verdad el camino y la vida, yo soy Dios yo soy la autoridad del cielo, pues bien la autoridad que no está calcada en el modelo de Cristo no es autoridad Española ( El público se levanta enardecido finalizando el acto)

Después de terminar el mitin, Nocedal se desplazó en un carruaje hasta la estación para viajar a El Puerto de Santa María, durante el trayecto fue acompañado por numerosos carros y viandantes que lo vitoreaban continuamente. La fugaz  presencia del líder integrista en Sanlúcar sirvió para que el clero y los  católicos integristas vieran reforzadas sus posturas ideológicas beligerantes en contra de los movimientos jornaleros. Sin embargo,  tras la muerte de Nocedal en 1907, el Partido Integrista fue dividiéndose en numerosas escisiones desapareciendo tras la proclamación de la Segunda República.  Como suele ocurrir con las campañas electorales en tiempos de crisis, el odio contra la clase política y el desprestigio de estos fue un excelente abono de cultivo de los extremismos de cualquier signo.
José Mª Hermoso.
 


[1] Pérez del Prado, Santiago  LA CASA DE LOS CONDES DE ALDAMA. http://sanlucarreconditaciudad.blogspot.com.es/2010/12/la-casa-de-los-condes-de-aldama.html
[2]  “ El Siglo futuro”   Martes 19 de Diciembre de 1897.
[3] “ El siglo futuro” Miércoles 29 de marzo de 1899.
[4] “ El siglo futuro” Sábado 18 de Mayo de 1899
[5] El siglo futuro”  Martes 9 de Mayo de 1899
[6] “El Heraldo de Madrid “ 23 de Enero de 1899.
[7] Climent Buzón, Narciso, Historia Social de Sanlúcar de Barrameda.  En los tiempos de Rubio Contreras.Vol.VI  (1868-1902)  A.S.E.H.A  Pág 226
[8] Ibidem ..Pág 294
[9] “ El siglo futuro” sábado 18 de Mayo de 1899,

No hay comentarios:

Publicar un comentario